El mejor tipo de avena para comer, de acuerdo con un nutricionista

Existen diversas presentaciones comerciales de avena. Los expertos en nutrición y medicina comprueban que los granos de avena integral, son la mejor alternativa para potenciar la salud y bajar de peso

Los granos de avena son la opción menos procesada y que más nos permite obtener la larga lista de beneficios de la avena.
Los granos de avena son la opción menos procesada y que más nos permite obtener la larga lista de beneficios de la avena.
Foto: Imagen de Markus Spiske en Pixabay / Pixabay

En los últimos meses todas las tendencias de salud y nutrición hablan sobre la importancia de integrar alimentos de alta calidad en nuestra dieta. Con base en ello mucho se ha hablado sobre los famosos super-alimentos, es cierto que el término puede asustar a muchos ya que suelen relacionarlos con productos caros y poco accesibles. Lo primero que debes de saber es que es una percepción falsa y simplemente se trata de los alimentos más densos en nutrientes del planeta. Sin lugar a dudas la avena ha tomado un lugar muy especial, se trata de uno de los alimentos más populares y saludables del planeta. Es un producto básico, accesible, versátil, extremadamente nutritivo y por su larga lista de propiedades terapéuticas, ha sido clasificada como “la reina de los cereales”. 

Se cuenta con numerosas referencias científicas que avalan sus beneficios medicinales. Tal es el caso de este estudio encabezado por la Universidad de Harvard, en el cual se avalan sus poderosas bondades para la salud. Entre las cuales se destacan sus cualidades para proteger la salud cardiovascular y disminuir el riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares, también su consumo es de gran ayuda para regular la glucosa en sangre y así prevenir la diabetes. Además la avena actúa de manera muy positiva en el sistema digestivo y es un alimento fundamental en la pérdida de peso. 

La larga lista de bondades entorno al consumo de avena continúa y es cierto, que cada día estamos más familiarizados con sus cualidades. Sin embargo en muchas ocasiones no sabemos cuál es la mejor opción de avena para nuestra salud, lo cierto es que hay muchos tipos bastante populares. Está la avena cortada en rollos clásica, la avena rápida e incluso la avena cortada en acero. Si bien todos estos tipos de avena son excelentes adiciones en la rutina de desayuno y en la dieta diaria, en realidad no se consideran la mejor avena para comer. No queremos que se malinterprete este punto, la avena sigue siendo un alimento increíble, poderoso y extremadamente saludable para ti. Pero, gracias al trabajo de los expertos en nutrición al evaluar los beneficios nutricionales de todas las variantes de avena, la mejor avena para comer es en realidad: la avena. Con base en ello se cuenta con numerosas referencias que nos explican por qué los granos de avena son la mejor avena para comer y también es importante saber cómo prepararlas de forma correcta para así obtener sus inmensas propiedades. 

¿Qué son los granos de avena?

Primero lo primero. Los granos de avena, son el producto que se obtiene antes de que la avena natural se enrolle o triture en copos planos que se conviertan en la avena típica que conocemos y que puede permanecer fácilmente durante largos períodos de tiempo en la despensa. En realidad la avena proviene de un grano de avena integral llamado Avena sativa, que es un tipo de grano de cereal de la familia de plantas de la hierba Poaceae. La avena se cultiva en un grano y, cuando está lista para cosechar, se limpia y se procesa mínimamente para eliminar las cáscaras no comestibles alrededor de los granos de avena. La avena que queda se conoce como avena.

Los granos de avena son la forma más saludable de comer avena. Para ser más claros aún, la avena rápida, los copos de avena y la avena cortada con acero comienzan como granos de avena. Por lo tanto los granos de avena son granos de avena enteros que se han limpiado y tratado con calor y humedad. Este proceso se realiza con el objetivo de aumentar la vida útil, el desarrollo del sabor, el contenido fenólico y la actividad antioxidante. La diferencia es que en  la producción de granos de avena, solo se eliminan las cáscaras sueltas.

Los granos todavía contienen el germen, el endospermo y el salvado intactos. Estos tres elementos nos permiten obtener el total de sus beneficios nutricionales, de hecho le brindan al cuerpo una gran variedad de nutrientes que incluyen fibra, selenio, potasio, magnesio, vitaminas B, antioxidantes y hierro. En particular, el salvado de avena es el elemento que contiene fibra dietética, es bien sabido el papel que juega la fibra en la alimentación y es el complemento nutricional esencial que deben contener las comidas para bajar de peso.  Otro dato genial sobre la avena integral, es que también es conocida por contener avenantramidas, que es un tipo de antioxidante que se asocia con beneficios para proteger al cuerpo contra las enfermedades cardíacas. 

¿Por qué los granos de avena son la mejor opción?

La primer razón es que los granos de avena se procesan mínimamente y es por ello que contienen el mayor valor nutricional en comparación con otras variedades de avena. Un dato de lo más relevante es que la avena menos procesada tardará más en digerirse, esto se traduce en grandes bondades para la salud: un aumento más lento del azúcar en la sangre y un índice glucémico más bajo. Y también potencia su poder saciante, por lo que es la mejor alternativa para suprimir el apetito y potenciar la pérdida de peso.

La siguiente forma más saludable de avena es cortada con acero. La avena cortada con acero son granos de avena que se cortan en pedazos más pequeños con una cuchilla de acero. De hecho se cuenta con datos liberados por Harvard Health, en los cuales se comprueba que la avena menos procesada, como es el caso de la avena en polvo o cortada con acero, resulta en un producto que tiene un índice glucémico más bajo y tardará más en digerirse en comparación con la avena enrollada o instantánea.

Cabe mencionar que los granos de avena tardarán más en cocinarse en comparación con otras variedades de avena, pero cuando se preparan correctamente, realmente pueden brindarle al organismo una gran cantidad de beneficios nutricionales. Esto se potencia cuando nos damos a la tardes de cubrir nuestro tazón de avena con los ingredientes y complementos correctos, como es el caso de fruta fresca, semillas y frutos secos. No solo agregan textura y sabor, aumentan en valor nutricional del platillo. Y sinceramente, es delicioso. 

De manera específica, agregar proteínas es un gran aliado que también puede disminuir el índice glucémico. apuesta por proteínas de alto valor biológico como podría ser la leche baja en grasas, el yogurt o las nueces. También es una buena idea cubrir con semillas de linaza o chía, para obtener grasas saludables y un platillo de lo más completo y denso en nutrientes.