Hyundai inicia el retiro más caro de la historia de vehículos eléctricos al sustituir 82,000 baterías después de una serie de incendios

Existe demasiada prisa por sacar al mercado los coches eléctricos. El desarrollo debe considerar la seguridad de los consumidores mientras que Hyundai está en pláticas para desarrollar el primer auto eléctrico junto Apple

Hyundai inicia el retiro más caro de la historia de vehículos eléctricos al sustituir 82,000 baterías después de una serie de incendios
Según la compañía se han producido 15 casos de incendios relacionados con el modelo Kona EV.
Foto: Mark Kolbe / Getty Images

Hyundai sustituirá los sistemas de baterías de unos 82,000 vehículos eléctricos en todo el mundo debido a los riesgos de incendio, un problema que, combinado con un retiro anterior, es probable que le cueste al fabricante de automóviles unos $900 millones de dólares.

Todo el mundo está hablando del rápido desarrollo, plazos cortos y toneladas de modelos de coches eléctricos que salen al mercado. Pero el precio de la ambición es alto, como está aprendiendo la compañía Hyundai.

Esta semana, la empresa surcoreana anunció uno de los retiros más caros de la historia del automóvil. Hyundai dijo a la agencia Reuters que la reparación y sustitución afectaba a tres de sus vehículos eléctricos y que costaría aproximadamente 1 billón de wones, cerca de $900 millones de dólares. Al parecer, los incendios de los vehículos estaban asociados a los sistemas de baterías y a la fabricación defectuosa de algunas de las celdas fabricadas por LG Energy Solution Co en ellos. En total, la empresa está retirando casi 82,000 automóviles y autobuses.

Según los expertos en automovilismo en términos de vehículos, la debacle de Hyundai no es grande, si se compara con las decenas de millones de vehículos retirados por los fabricantes de automóviles en décadas pasadas cuando fueron retirados por culpa de las bolsas de aire y cinturones de seguridad defectuosos.

Según la compañía se han producido 15 casos de incendios relacionados con el Kona EV; 11 en Corea del Sur, dos en Canadá y uno en Finlandia y Austria, según el Ministerio de Transporte.

Sin embargo, como proporción de los coches ecológicos que existen el retiro es grande: casi el 3% del total de 2.8 millones de vehículos eléctricos que se vendieron en el mundo en 2020. Y es aún mayor como porcentaje de los coches que son alimentados en su totalidad por baterías.

Relacionado: ¿Por qué Jeep podría dejar de llamar Cherokee a sus camionetas?

Hyundai no es el único

El ritmo de los retiros de vehículos eléctricos, tanto de los fabricantes de automóviles nuevos como de los tradicionales, es alarmante. No se trata sólo de Hyundai.

Li Auto Inc, con sede en China y que cotiza en la bolsa de Nueva York, anunció en noviembre que 10,469 coches necesitaban que se les sustituyera el brazo de control de la suspensión delantera, según informó el sitio The Street. En 2019, otro fabricante de automóviles chino, NIO Inc, retiró 4,803 vehículos deportivos eléctricos después de presentar incendios de la batería. General Motors retiró casi 70,000 vehículos eléctricos. Tesla, que se apresuró a sacar los coches de la línea de montaje en China, retiró unos 30,000 automóviles Model S y X por defectos en la suspensión, según informó Business Insider.

Hyundai se encuentra en pláticas con Apple para desarrollar el primer vehículo eléctrico de la compañía de Cupertino. Las acciones de Hyundai Motor y LG Chem bajaron un 3.7% y un 1.9%, respectivamente, en las operaciones del viernes, frente a una caída del 2% en el mercado general.

Te podrá interesar: