7 mejores bocadillos para disfrutar a altas horas de la noche y cuidar tu peso

Alimentos para calmar el hambre en la noche, también pueden ayudarte a dormir mejor y formar parte de una dieta saludable

7 mejores bocadillos para disfrutar a altas horas de la noche y cuidar tu peso
El yogur te proporciona calcio y triptófano, lo cual puede ayudarte a dormir mejor.
Foto: Skica911 / Pixabay

Ocasionalmente puedes disfrutar de un bocadillo si tienes hambre por la noche, al tiempo que cuidas tu peso. Disfrutar de un refrigerio saludable puede ayudarte a sentirte lleno y satisfecho, lo que impide que despiertes más adelante para comer cualquier golosina. Algunos alimentos calman tu apetito y pueden ayudarte a dormir, principalmente los que contienen triptófano y melatonina.

1. Huevos

Foto: Trang Doan/Pexels

Los huevos contienen proteínas de alta calidad, son bajos en grasas y en calorías (77 a 78 por unidad). Son ricos en nutrientes, vitaminas y minerales. Estudios señalan que comer huevos proporciona sensación de saciedad y ayuda a reducir antojos de carbohidratos.

Para un mejor sueño, los huevos contienen melatonina, L-ornitina y vitamina D. Un huevo cocido o huevo y vegetales puede ser un opción saludable para tu noche.

2. Sándwich de pavo

Foto: Suzy Hazelwood/Pexels

Las proteínas y los carbohidratos complejos te ayudan a sentirte satisfecho. El pavo es fuente de proteína y contiene triptófano, un aminoácido que ayuda a producir serotonina y melatonina, que contribuyen a regular los ciclos del sueño.

Las proteínas con alto contenido de triptófano requieren la ayuda de carbohidratos para afectar los niveles de serotonina. Así que un sándwich de pavo con pan integral puede ayudarte a dormir y saciar tu apetito.

3. Banana

banana
Foto: Shutterstock

Los plátanos son una fruta rápida y fácil para comer antes de ir a la cama.  No solo aplacan tu apetito, te pueden ayudar a dormir.

Los plátanos son ricos en nutrientes que promueven el buen sueño como magnesio, triptófano, vitamina B6, carbohidratos y potasio.

4. Avena

Foto: Alexander Mils/Pexels

La avena es rica en fibra y es una fuente de melatonina por lo que te hace sentir satisfecho y te puede inducir a la somnolencia cuando se consume antes de acostarse. Además, la fibra de betaglucano en la  avena puede ayudar a prevenir aumentos bruscos de los niveles de azúcar en sangre e insulina después de comer y puede beneficiar la salud intestinal.

5. Yogur

Foto: Any Lane/Pexels

El yogur es rico en proteínas como la caseína. La proteína mantiene la sensación de saciedad mucho mejor que las grasas y los carbohidratos. También te proporciona calcio y triptófano, lo cual puede ayudarte a dormir mejor.

Elige yogur natural y sin azúcar, ten cuidado con las versiones de bajas en grasa, pueden tener una elevada cantidad de azúcar agregado. Puedes acompañarlo con frutas como las bayas.

6. Almendras

Foto: Shutterstock

Un puñado pequeño de almendras es un bocadillo nutritivo y saludable. Las almendras son bajas en carbohidratos pero altas en proteínas, grasas saludables para el corazón y fibra. Te dan energía y brindan saciedad y favorecen al metabolismo. Estudios han revelado que dentro de una dieta saludable, las almendras pueden ayudarte a perder peso.

Además, las almendras son una fuente de melatonina y magnesio, ambos componentes favorecen al sueño. El magnesio puede ayudar a reducir la inflamación y ayudar a reducir los niveles de la hormona del estrés cortisol.

7. Cerezas ácidas

Avena
Foto: Shutterstock

Las cerezas ácidas son el acompañamiento ideal para tu yogur o avena. Las cerezas ácidas o el jugo de cerezas ácidas contienen una gran cantidad de melatonina, la hormona que promueve el sueño. Además, esta fruta es una fuente antioxidantes, que incluye antocianinas y flavonoles.

En algunos estudios, las cerezas ácidas han mostrado mayor efectividad para reducir el insomnio que otros productos naturales usados y estudiados para tratar el insomnio como la valeriana.

Es importante tener en cuenta que los refrigerios nocturnos como hábito pueden provocar un aumento de peso si se superan las calóricas diarias y principalmente si se eligen opciones poco saludables. Disfrutar de bocadillos por la noche puede empeorar los síntomas de personas con enfermedad de reflujo gastroesofágico.

Te puede interesar: