Cerró su restaurante por la pandemia, le pagó a sus empleados durante 11 meses y al reabrir descubrió que tenían otro trabajo

El caso de este empresario argentino y sus empleados ya le dio la vuelta al mundo, generando todo tipo de opiniones y críticas por lo que consideran una falta de lealtad y honestidad

Cerró su restaurante por la pandemia, le pagó a sus empleados durante 11 meses y al reabrir descubrió que tenían otro trabajo
El dueño del local se esforzó por pagarles durante casi un año a sus empleados.
Foto: Pixabay

Millones de personas alrededor del mundo han visto afectada su economía por culpa de la pandemia del coronavirus, ya que se han quedado sin empleo o bien, se han visto forzados a limitar la operación de sus negocios o a cerrarlos momentáneamente o de forma definitiva.

Pese a la situación, hay empresarios que se han esforzado mucho para seguir manteniendo a sus negocios y sobre todo, que sus empleados pudieran seguir teniendo un sustento, con la esperanza de que pronto puedan volver a sus actividades laborales de forma normal.

Desafortunadamente, no todos los dueños de negocios han recibido el apoyo de sus empleados como ellos esperaban. Ese es el caso de un empresario argentino, dueño de un restaurante llamado “El Capitán”, quien narró la “decepción” que se llevó con la mayoría de sus empleados, a los cuales no dejó de apoyar desde que inició la cuarentena.

Tito Loizeau, es un conocido empresario en su país y quien decidió pagarles durante 11 meses, de manera íntegra, el sueldo a los 20 empleados que tenía en su restaurante, el 50% de su bolsillo y el resto de un programa de apoyo lanzado por el gobierno.

Desafortunadamente, hace unos días se enteró que algunos de sus empleados le habían hecho “la peor de las traiciones”.

Se entera que sus empleados ya tenían otro trabajo

En Twitter, Loizeau narró que hace unos días, tras el descenso en el número de casos y muertes por COVID-19, el gobierno permitió la reapertura de diversos negocios, entre ellos los restaurantes, siguiendo diversas medidas de sanidad.

Así que se puso en contacto con sus empleados para informarles de la noticia y sorpresivamente, 14 de los 20 le informaron que tenían ya un nuevo empleo desde hacía algún tiempo.

Primero, Loizeau envió un mensaje al grupo de WhatsApp que tenía con la gente de su restaurante pero nadie le respondió, lo cual le pareció muy extraño. Así que decidió enviarles a cada uno un mensaje y fue así como se enteró de esto.

El hombre mostró su indignación a través de su tuit, el cual se viralizó y encontró respuestas tanto de apoyo para él como para sus empleados.

A pesar de que algunos le han recomendado emprender acción legal en contra de sus empleados, el empresario recordó que no es ilegal que alguien tenga 2 empleos y por lo tanto no lo hará, aunque dijo sentirse muy decepcionado de ellos por lo que le hicieron.