Matrícula de escuelas charter sigue creciendo en la Gran Manzana con más presencia hispana

Ya con más de 139,000 alumnos en los cinco condados, con 40% de origen latino, estos planteles autónomos enfrentan el desafío de mantener su calidad en medio de la pandemia

Matrícula de escuelas charter sigue creciendo en la Gran Manzana con más presencia hispana
267 planteles de administración autónoma al Departamento de Educación de NYC ya se preparan para el próximo periodo escolar
Foto: AFP / Getty Images

Que si admiten solo a niños con un coeficiente intelectual elevado, que si requieren pasar complicadas pruebas, que si son privadas, que si exigen documentación del estatus migratorio de los alumnos, son solo parte de los mitos que rodean a las escuelas charter o autónomas de la ciudad de Nueva York. ¡Pero no!, se trata simplemente de un modelo escolar que ofrece un programa académico distinto a los planteles públicos. Y están abiertos a todas las comunidades.

Estos centros educativos son diferentes porque “dan a las familias la oportunidad de elegir una escuela en función de lo que creen funcionará mejor para sus hijos, ya que enfatizan no solo materias básicas, sino también las artes, las ciencias y los idiomas. Además, pueden tener días escolares más extensos y un año escolar más prolongado”, describe el portal ‘NYC Charter Schools’ una entidad que promueve este tipo de educación en Nueva York.

Obviamente, la pandemia también ha impactado a los más de 139,000 estudiantes de estos centros educativos, pero en general sus planes de admisión y su oferta académica se mantienen intactos, para el próximo año escolar 2021-2022.

“De la noche a la mañana, tuvimos que hacer la transición entre impartir clases en las aulas -que es lo tradicional- y migrar al sistema de enseñanza en línea. Este proceso nos enseñó a ser proactivos y flexibles en esta crisis. Ahora vemos el beneficio de haber utilizado los sistemas digitales con antelación”, dijo a El Diario, Verónica Almedina, directora de Amber Charter School en El Bronx.

“Mejor desempeño”

De acuerdo con un reporte de ‘NYC Charters Schools’ en el centro de Brooklyn, Harlem y el sur del Bronx, donde se concentran muchas escuelas autónomas, el desempeño de los alumnos en estos centros escolares “supera con creces” el de los planteles públicos del distrito.

“En Harlem,  por ejemplo, los alumnos de las ‘chárters’ superaron a las escuelas del distrito 56,4% frente al 23,7% en desempeño en matemáticas. Y, además, constituyeron 14 de las 20 mejores escuelas”, precisan.

El mismo reporte destaca que los estudiantes que asisten a estos centros autónomos de la Gran Manzana, provienen de todos los orígenes y etnias, e incluyen un porcentaje más alto de estudiantes hispanos o afroamericanos que las escuelas tradicionales.

Cada una de estas escuelas se administra de forma independiente, aunque deben cumplir con legislaciones del estado y con lineamientos generales del Departamento de Educación de la ciudad de Nueva York (DOE).

“Nos comprometemos a proporcionar a los estudiantes entornos estructurados y seguros donde puedan concentrarse en el aprendizaje. Muchas escuelas autónomas requieren que sus estudiantes se comprometan con un conjunto de valores básicos centrados en el respeto, el trabajo duro y los logros, también algunas requieren que sus alumnos usen uniformes”, destaca ‘NYC Charter Schools’.

“Puede explorar lo que le gusta”

Con 20 años de desarrollo en la Gran Manzana y rodeado por algunas controversias, este modelo de escuelas maneja en cada plantel opciones de estudios distintas, en algunos casos, con énfasis en la enseñanza de idiomas y arte.

La dominicana Lucía Trinidad, de 32 años, comenta que tuvo un par de años aplicando hasta que finalmente pudo mover a su hija de 10 años a una escuela charter en el Alto Manhattan.

“Te digo que la escuela pública donde ella estaba era buena también, con maestros muy dedicados. Pero ella estaba lenta en muchas áreas y le encanta pintar. Entonces aquí en este centro tiene más horas, puede explorar más lo que a ella le gusta. Claro, ahora con la pandemia tenemos que esperar que normalicen todo”, comentó la isleña.

Para las familias que quieran determinar y tomar una decisión adecuada sobre si una escuela autónoma es la adecuada para su hijo, debe leer sobre la misión y el programa educativo visitando su sitio web o llamando a la escuela directamente.

“Solo recomiendo que vean las escuelas con tiempo y se registren, si no salen en la lotería no se desanimen, esperen por otro año”, explicó Trinidad.

En el periodo escolar 2019-20, hubo un registro de 81,300 estudiantes que aplicaron para ingresar a estas escuelas, pero solo existían cupos para 33,000.  

Escuelas  charter en la Gran Manzana