Inmigrantes detenidos por ICE en California denuncian contagio con grave bacteria por agua contaminada

En vista de la emergencia sanitaria, piden liberación de cada uno de los indocumentados detenidos en Adelanto

Inmigrantes detenidos por ICE en California denuncian contagio con grave bacteria por agua contaminada
Inmigrantes en el Centro de Detención de Adelanto, California.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

LOS ÁNGELES – Inmigrantes detenidos por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en el Centro de Detención de Adelanto, California, denunciaron este jueves que han contraído la bacteria Helicobacter pylori y que se contagiaron por agua contaminada.

Shut Down Adelanto Coalition dijo en un comunicado que “se han denunciado numerosos casos”.

Aquellos que supuestamente han contraído la H. pylori han experimentado acidez estomacal, dolor de pecho, ansiedad, náuseas y problemas gastrointestinales, y han sido puestos bajo observación médica, ahondaron los activistas.

La infección por H. pylori afecta el tracto digestivo y es causada por alimentos y agua contaminados, y puede exacerbarse al vivir en condiciones de hacinamiento o propagarse a otras personas en lugares confinados.

Uno de los inmigrantes afectados, que no fue identificado, dijo en un comunicado que “en múltiples ocasiones el agua estaba sucia”.

“Una vez había moscas dentro de las jarras (con agua). Llamamos al guardia y nos dijeron que no había nada que pudieran hacer”, refirió.

Otro de los testimonios compartidos con los medios de comunicación detalla que en la unidad donde está recluido un inmigrante “había dos o más personas enfermas”.

“Uno de los chicos con el que estaba hablando me preguntó qué pasó y le dije que había dado positivo por una bacteria y me preguntó si era H. pylori y dijo que a él le pasó lo mismo y que tenía que ir al hospital”.

Confunden efectos de la bacteria con el coronavirus

Los síntomas de la enfermedad incluso fueron confundidos con los del coronavirus, denunció otro inmigrante.

“Cada vez que iba al médico, me decían que eran las secuelas de la COVID-19. No me dijeron nada hasta enero de 2021. Tuve los primeros síntomas en septiembre de 2020”, asegura el detenido en el comunicado.

Por su parte, Margaret Hellerstein, abogada del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes Esperanza, dijo que la infección de uno de sus clientes recluido en Adelanto “no se trató durante semanas a pesar de sus síntomas graves y sus múltiples solicitudes de atención médica”.

“Esta es la tercera o cuarta vez que un cliente mío ha tenido una afección médica que no ha sido tratada porque el ICE no toma sus quejas en serio”, agregó la abogada, que exigió la liberación de sus clientes.

La Coalición ha hecho un llamado a la Administración del presidente Joe Biden y al ICE para liberar a cada uno de los inmigrantes detenidos en Adelanto.