Las 4 maneras con las que IRS obtiene información para procesar tercer cheque de estímulo de $1,400

La cantidad de información que maneja el IRS de cada estadounidense es clave para determinar la fecha en que llegará el tercer cheque de estímulo de $1,400

La declaración de impuestos más reciente es clave para establecer elegibilidad y monto para los cheques de estímulo.
La declaración de impuestos más reciente es clave para establecer elegibilidad y monto para los cheques de estímulo.
Foto: Shutterstock

El Servicio de Rentas Internas (IRS) utiliza al menos cuatro fuentes de información para procesar los cheques de estímulo de $1,400 de la tercera ronda.

La mayoría de los cheques de estímulo llegarán a su destino automáticamente sin la necesidad de que los beneficiarios tengan que hacer trámites adicionales.

En la mayor parte de los casos, el dinero será enviado mediante depósito directo a las cuentas de los beneficiarios que suministraron esa información al IRS.

Las personas en recibir primero los pagos mediante depósito directo son los que incluyeron esa información bancaria al IRS en su declaración de impuestos para los reembolsos. Después de este grupo, el IRS enviará los pagos al resto de beneficiarios, mediante cheque en papel o tarjeta de débito prepagada (EIP Card).

Esa es una de las razones por las que la información con la que cuenta el IRS de los estadounidenses es tan importante al momento de procesar y enviar los cheques de estímulo del Gobierno.

Los datos que maneje la agencia sobre el contribuyente determinarán la rapidez con la que se tramitarán los pagos de $1,400.

Las cuatro fuentes de información que usa el IRS para procesar tercer cheque de estímulo de $1,400

En el caso de esta tercera ronda, la primera fuente de información a considerar es la declaración de impuestos de este año si la persona la presenta a tiempo. La fecha límite de presentación de impuestos del 2020 es el 15 de abril. Aunque la Administración Biden se ha propuesto distribuir la mayoría de los pagos en marzo, algunos pagos podrían llegar después de este mes si el IRS decide examinar la devolución de impuestos de este año a partir a abril.

La segunda fuente de información que puede utilizar la oficina es la declaración de impuestos del 2019 en caso de no tener la más reciente del potencial beneficiario.

En los casos en los que la persona no tenga la obligación de declarar impuestos o son “no declarantes”, el IRS puede utilizar los datos que la persona introdujo el año pasado a través de la herramienta “Non-filers”.

El IRS habilitó el servicio en la primavera pasada para alcanzar a los estadounidenses que por bajos ingresos o por no generar ingresos no tienen la obligación de declarar impuestos. Como parte de la tercera ronda, la agencia puede basar su evaluación en los datos recopilados en “Non-filers” para procesar los pagos a los usuarios que usaron ese sistema como parte de la primera ronda. El portal estuvo activo hasta el 21 de noviembre pasado.

“La tercera ronda de Pagos de impacto económico (EIP3, por sus siglas en inglés) se basará en la última declaración de impuestos procesada del contribuyente de 2020 o 2019. Esto incluye a cualquier persona que se haya registrado con éxito en línea en IRS.gov usando la herramienta ‘Non-Filers’ de la agencia el año pasado, o alternativamente, presentó una declaración de impuestos simplificada especial al IRS. Si el IRS ha recibido y procesado la declaración de impuestos de 2020 de un contribuyente, la agencia en su lugar hará el cálculo con base a esa declaración”, resumió el IRS en un comunicado de prensa el viernes pasado en el que anunció el inició de la tercera ronda de distribución.

Finalmente, la entidad puede evaluar información que se encuentra en los archivos del Gobierno federal hasta el 31 de diciembre de 2020 de beneficiarios de programas federales como el Seguro Social y de veteranos. Muchas de estas personas tampoco tienen la obligación de declarar impuestos.

Te puede interesar: