10 mejores alimentos para controlar la inflamación que provoca la enfermedad de Crohn

Comer los alimentos adecuados puede ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad de Crohn, en la que se inflama el intestino y que provoca diarrea, cólicos y dolor en el abdomen

10 mejores alimentos para controlar la inflamación que provoca la enfermedad de Crohn
Es preferible optar por las carnes magras, las grasas pueden empeorar o prolongar los síntomas de enfermedad de Crohn.
Foto: Olya Kobruseva / Pexels

La enfermedad de Crohn es un tipo de enfermedad inflamatoria del intestino. El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK) señala que realizar algunos ajustes en la alimentación puede ayudar a reducir los síntomas.

Los síntomas más comunes de la enfermedad de Crohn son diarrea, cólicos y dolor en el abdomen así como pérdida de peso. Si bien, esta enfermedad afecta con más frecuencia al intestino delgado y el comienzo del intestino grueso, también puede afectar cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano.

El NIDDK señala que los médicos suelen recomendar a pacientes con enfermedad de Crohn evitar las bebidas gaseosas o “efervescentes”, evitar las palomitas de maíz, las cáscaras de verduras, las nueces y otros alimentos ricos en fibra; sugieren beber más líquidos y tener comidas más pequeñas con más frecuencia.

Alimentos y bebidas que comer cuando hay un brote de enfermedad de Crohn

1. Pescado graso

salmón
Foto: Congerdesign

Los pescados grasos son de los pescados más saludables y nutritivos. El pescado azul o pescado graso es rico en ácidos grasos omega-3, los cuales tienen propiedades antiinflamatorias. Entre estos pescados se encuentran: salmón, sardinas, trucha, caballa, arenque y atún.

2. Yogur

Yogures
Foto: Shutterstock

Además de aportar nutrientes importantes como proteínas y calcio, el contenido de bacterias vivas del yogur ofrece beneficios para la salud. La Fuente de Nutrición de Harvard señala que se ha propuesto que una menor cantidad de algunas cepas bacterianas en el cuerpo puede influir en el riesgo de ciertas enfermedades inflamatorias crónicas como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y la enfermedad reumatoide.

Las personas con intolerancia a la lactosa pueden comer un poco de yogur debido a su menor concentración de lactosa.

3. Verduras cocidas y peladas

Manojo de zanahorias para bajar de peso
Foto: Jill Wellington/Pixabay

Al pelar las verduras se elimina parte de la fibra insoluble. Cocinar las verduras hasta que estén blandas también las hace más fáciles de digerir y puede reducir el contenido de fibra.

4. Frutas peladas y ponchadas

Foto: Taken/Pixabay

Al igual que con las verduras, pelar las frutas reduce la cantidad de fibra. Una cocción suave y hacer puré la fruta ayuda a que el cuerpo las digiera con mayor facilidad. La fruta enlatada puede ser más suave y baja en fibra, pero evita las opciones en almíbar, ya que estas tienen grandes cantidades de azúcar agregado.

5. Carne magra

sopa de repollo
Foto: Shutterstock

Las aves como el pollo y el pavo son una proteína saludable y aportan otros nutrientes beneficiosos. Comer la carne sin piel reduce la grasa. Es mejor evitar los alimentos con alto contenido de grasas ya que pueden empeorar o prolongar los síntomas de enfermedad de Crohn.

6. Huevos

Huevos
Foto: Anna Shvets/Pexels

Los huevos tienen un alto valor nutritivo y son bajos en grasas. Son fuente de proteína de alta calidad, uno de los alimentos más completos que existen, aportan vitaminas, minerales y antioxidantes. Las yemas de huevo son uno de los pocos alimentos que contienen vitamina D de forma natural.

7. Soja

Tofu
Foto: Polina Tankilevitch/Pexels

La soya es una fuente de proteína rica en nutrientes y es baja en grasas saturadas. Puede consumirse como alternativa a la carne roja y procesada. Aporta una proteína completa, también vitaminas B, potasio y magnesio. Productos como el tofu pueden ser más fáciles de digerir.

Investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania señalaron que agregar proteína de soja a la dieta alivia los síntomas asociados con las enfermedades inflamatorias del intestino, como la inflamación del colon y la pérdida de la función de barrera intestinal.

8. Té verde

té verde
Foto: Charlotte May/Pexels

El té es una bebida rica en polifenoles, compuestos que actúan como antioxidantes y tienen efectos antiinflamatorios. El té verde es más rico en galato de epigalocatequina-3. Ofrece múltiples beneficios para tu salud.

9. Cereales con bajas cantidades de fibra

cereal
Foto: Binyamin Mellish/Pexels

Los cereales refinados tienen menos fibra fermentable que los cereales integrales, por lo que pasan más rápidamente por el tracto digestivo. Hay algunas opciones de cereales procesados que tienen un cereal integral como la avena de primer ingrediente que son más fáciles de digerir y no tienen azúcar agregado.

10. Jugo de frutas y verduras

Jugo de zanahoria
Foto: Couleur /Pixabay

Los jugos de frutas aportan vitaminas y tienen un bajo contenido en fibra. El jugo de frutas tiene vitaminas, pero es rico en calorías debido a los azúcares de frutas concentrados. A falta de fibra puede elevar rápidamente los niveles de glucosa en sangre. La Fuente de la Nutrición de Harvard recomienda  no tomar más de un vaso pequeño (de cuatro a seis onzas) al día. Puedes diluir tu jugo en agua.

Dependiendo de los síntomas o medicinas, un médico puede recomendar una dieta alta en calorías, sin lactosa, baja en grasa, baja en fibra y baja en sal.

Te puede interesar: