CDC relaja guías para clases presenciales en escuelas: reducen distancia de 6 a 3 pies entre alumnos

Las nuevas recomendaciones permiten más estudiantes por salón

Las clases presenciales en tiempos de coronavirus son un reto tanto para estudiantes como para el personal escolar.
Las clases presenciales en tiempos de coronavirus son un reto tanto para estudiantes como para el personal escolar.
Foto: AFP / Getty Images

Las nuevas guías anticoronavirus de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) para los estudiantes en clases presenciales en escuelas sugieren una distancia mínima de tres pies mientras los alumnos se encuentren en las aulas.

La recomendación anterior, sin embargo, va ligada al uso obligatorio de mascarillas independientemente de los niveles de los contagios de coronavirus en los centros de estudios y en la zona donde ubica la escuela.

En el caso, de los estudiantes de intermedia y secundaria, el consejo es el mismo: tres pies de distancia entre alumnos en los salones.

Sin embargo, en escuelas intermedias y secundarias en áreas donde se registra alta transmisión de la COVID-19 y los jóvenes se mantienen en los mismos grupos durante la jornada, la distancia debe ser de seis pies.

Para los adultos en las escuelas, se recomienda que el distanciamiento social sea el mismo.

“Varios estudios han encontrado que la transmisión entre personal de las escuelas es más común que la transmisión entre estudiantes y el personal educativo y entre estudiantes”, precisa el informe este viernes del los CDC.

En momentos en que no sea posible utilizar mascarillas, por ejemplo cuando se está comiendo, la oficina adscrita al Departamento de Salud federal recomienda mantener los seis pies de distancia.

Dividir la clase en distintos grupos o cohortes

Otra sugerencia de los CDC es mantener a estudiantes y maestros en distintos grupos o cohortes y mantener seis pies de distancia entre esas divisiones si es posible.

Los seis pies también son recomendados en las áreas comunes, como pasillos y auditorios, y cuando se realicen actividades de canto, música y deportes. Es preferible que los encargados de las clases muevan esos eventos en espacios al exterior o bien ventilados.