Cómo aumentar la productividad si sigues trabajando desde casa en 2021

Organizar nuestro horario laboral eficientemente y establecer cambios en la dinámica familiar, es una manera mantener la productividad y el orden en la modalidad de trabajo remoto.

Debemos establecer tiempos para trabajar, ejercitar y compartir con la familia para no caer en el error de sólo trabajar y abandonar los otros aspectos.
Debemos establecer tiempos para trabajar, ejercitar y compartir con la familia para no caer en el error de sólo trabajar y abandonar los otros aspectos.
Foto: Shutterstock

Aún son muchas las personas que deben trabajar desde sus casas en 2021, la contingencia por el Covid-19 aún no ha terminado, y eso implica que todavía no podemos ocupar los espacios donde solíamos trabajar.

Esto puede repercutir negativamente en el rendimiento laboral, e incluso puede incidir perjudicialmente en los otros aspectos de nuestra vida. Sin embargo, incrementar nuestra productividad es posible si nos adherimos a ciertas pautas que desarrollaremos a continuación:

Estableciendo horarios concretos de descanso

Una manera sencilla de evitar el desgaste por el trabajo continuo es dividiendo nuestro horario de trabajo en bloques a partir de pequeños descansos intermedios entre bloques.

Estar varias horas continuas sin ninguna pausa es agotador para el cuerpo y la mente, y un factor perjudicial para la calidad de tu trabajo. Por ende, los descansos intermedios son necesarios de aplicar en la modalidad de trabajo remoto.

Pautando una hora de comienzo y de final para el trabajo

Este hábito evitará que el horario de trabajo se extienda durante todo el día y te quite tiempo para hacer otras actividades importantes, una situación en que muchos han caído durante el confinamiento.

No obstante, esto también ayuda a incrementar la productividad gracias a que nos presiona a avanzar o agotar la carga de trabajo antes de una hora en específico, en vez de dar largas y optar por quedarnos más tiempo frente al computador.

Organizando la rutina de la familia

El trabajo remoto exige establecer nuevas dinámicas dentro del hogar en orden de que sea una modalidad viable y productiva. Si se tienen niños, es importante comunicarles que tú no estás disponible pese a que estás en casa.

home office y familia
Es importante buscar entretenimiento para los niños en los espacios en que nos toca trabajar y atenderlos en las pausas que hagamos en el trabajo. Foto: Shutterstock

Si están muy pequeños, se puede alternar el horario de cuidado entre los padres, o pedir ayuda a un tercero para que les eche un ojo mientras ninguno está disponible. Esto es algo que le debes decir a tus hijos en caso de que optes por esta alternativa.

Mantener viva la actividad física

La modalidad laboral puede ocupar el tiempo que exigen otras actividades, como el ejercicio físico. Esto ocurre principalmente en ausencia de una eficiente organización del tiempo que sepa brindarle a cada actividad su horario o bloque respectivo.

Caminar, correr, ejercitarse en casa o usar bicicleta son actividades que pueden quedar de lado si trabajamos en casa, pero es importante recordar su importancia y rol al momento de mantenernos sanos y físicamente activos en pro de seguir desarrollando estas actividades.

Estas cuatro acciones apuntan a disminuir tus niveles de estrés y de agotamiento físico y mental. De este modo, podrás mantenerte fresco por una mayor cantidad de tiempo, lo que te ayudará a encargarte del trabajo con mayor ligereza y obtener óptimos resultados de tu asignación laboral.

También te puede interesar:

¿Existe el estrés bueno y el estrés malo? Descubre sus distintos tipos

No quieras ser perfecto: 3 simples pasos para reducir el estrés en medio de la pandemia

¿Cómo el chocolate te ayuda a reducir el estrés?