La polémica en la Casa Blanca por empleados que han fumado marihuana

Aunque en algunos estados se permite el consumo, esta llamada "droga blanca" está prohíbida a nivel federal

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.
La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.
Foto: Alex Wong / Getty Images

La Casa Blanca está analizando cómo manejar el uso de marihuana entre empleados, ya que cada vez más estados permiten el consumo legal, pero las disposiciones federales lo prohíben.

Un reporte del Daily Beast indicó que varios empleados fueron suspendidos por confirmar que habían consumido marihuana en el pasado o lo seguían haciendo.

Al menos cinco personas fueron separadas de su cargo, luego de ese reporte, aunque la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, indicó que esos empleados no fueron dados de baja solamente por el consumo de la yerba.

“La conclusión es la siguiente: de los cientos de personas contratadas, solo cinco personas que habían comenzado a trabajar en la Casa Blanca ya no tienen empleo como resultado de esta política”, afirmó Psaki en Twitter.

NBC News reportó que la Casa Blanca otorgaría exenciones, caso por caso, a las personas que fumaran marihuana de manera “limitada” y no necesitan una autorización de seguridad.

El primer reporte del Daily Beast indicó que las suspensión de empleados derivó finalmente en su despido en el proceso de transición.

“En algunos casos, los superiores de transición les dijeron informalmente a los empleados antes de unirse formalmente a la administración que probablemente pasarían por alto algún uso anterior de marihuana, solo para luego pedirles que renunciaran”, según el informe.

Psaki justificó que otros factores fueron tomados en cuenta para despedir a ciertos empleados.