Luis Suárez, Oblak y un triunfo al estilo «Atleti»

El Atlético de Madrid conservará la ventaja sobre el FC Barcelona y el Real Madrid una jornada más, tras derrotar con sufrimiento y oficio al Alavés

Luis Suárez celebra el gol del triunfo atlético.
Luis Suárez celebra el gol del triunfo atlético.
Foto: Emilio Naranjo / EFE

El Atlético de Madrid mantendrá el liderato y su respectiva ventaja en La Liga una jornada más. Los «colchoneros» vencieron al Alavés (1-0) apelando a una fórmula que en repetidas oportunidades les ha dado alegrías a lo largo de la temporada: gol de Luis Suárez y atajada crucial de Jan Oblak.

Tras ser eliminados por el Chelsea en la Liga de Campeones a mitad de semana, la presión aumentó para el Atleti, que hasta este domingo solo había ganado dos partidos de los últimos seis que disputó. Se redujo su ventaja sobre el FC Barcelona y el Real Madrid, y con ello, el margen de error.

El Alavés llegó urgido al Wanda Metropolitano, pues están luchando por no descender a la segunda categoría española. La primera mitad culminó en empate: fueron 45 minutos de juego sin brillo que advertían una definición cerrada. Pequeños detalles le quitarían el equilibrio a la balanza; y en dicho aspecto, los dirigidos por Diego Simeone son expertos.

Atlético de Madrid en su máxima expresión

Al 54′, Kieran Trippier puso en juego su físico para poder centrar un balón que viajó con la velocidad suficiente para que tan solo bastara darle dirección de meta. Luis Suárez se encargó de ello, consiguiendo además el gol número 500 de su carrera.

Sobre el final del partido, al 86′ para ser exactos, Jan Oblak puso un gigante grano de arena que salvó al Atlético de Madrid de un nuevo traspiés. El guardameta eslovaco le atajó un penal a Joselu que hubiese significado el empate para el Alavés. Para el Atleti, la parada tuvo el mismo significado que un gol.

Con poca vistosidad, mucha garra y más sufrimiento: así es como el Atlético de Madrid, para bien o para mal, ha peleado de tú a tú con la élite en los últimos años. Podríamos decir que es su estilo. Y esta jornada han salido airosos gracias a ello. Eso es lo que cuenta, «ir partido a partido sin mirar a nadie», como señaló Oblak luego de la victoria.

La Liga y nada más que La Liga. Es la única competición en la que el Atleti tiene posibilidades de ganar, y en la que debido a la cantidad de puntos de ventaja que llegó a tener, se convirtió en su obligación. Viene el parón de selecciones, por lo que los rojiblancos podrán «respirar» durante dos semanas. Su próximo partido será el 04 de abril, ante el Sevilla FC.