“Repugnante” crimen de odio: pasajero orinó a joven asiática en el Metro de Nueva York

NYPD lo busca; MTA recalcó su apoyo a esa comunidad, que está siendo atacada a nivel nacional

NYPD investiga el caso.
NYPD investiga el caso.
Foto: Eduardo Muñoz Alvarez / Getty Images

NYPD está buscando a un pervertido que, según denunció la pasajera Kathy Chen, se desnudó parcialmente frente a ella y la orinó a bordo de un tren subterráneo de la línea F con destino a Queens.

El acto, que se ha sumado a los supuestos crímenes de odio contra la comunidad asiática a lo largo del país, se produjo el sábado alrededor de la 1:30 p.m., según la policía.

La mujer asiática horrorizada se movió, pero el hombre luego se volvió y comenzó a orinar en el asiento junto a ella, salpicándola de orina. “Comenzó a pararse muy cerca de mí y comencé a sentirme incómoda”, dijo la mujer al blog AsianFeed. “Así que me deslicé hacia mi derecha y noté que su pene estaba apuntando hacia mí y que había orina en mi bolso y chaqueta”.

Chen (25) dijo que los dos hicieron contacto visual, pero el hombre permaneció mudo. Luego él se bajó en la parada de la 75th Avenue y se alejó, pero lograron captarlo en fotos y videos.

Andrei Berman, portavoz de la MTA, dijo ayer que están trabajando con la policía para identificar y arrestar al sospechoso. “Éste es un comportamiento repugnante y trabajaremos en estrecha colaboración con las fuerzas del orden para identificar al perpetrador y llevarlo ante la justicia. Los ataques a nuestros usuarios asiáticos y asiático-americanos son reprensibles”.

NYPD creó en agosto un grupo de trabajo especial para atender un aparente aumento de crímenes de odio contra los asiáticos. La policía informó la mayoría de esos incidentes ocurridos en 2020 se clasifican como “motivados por coronavirus”, lo que significa que el agresor se refirió a la pandemia de alguna manera durante el ataque.

La semana pasada, NYPD desplegó oficiales de su Comando de Respuesta Crítica (CRC) a comunidades asiáticas alrededor de la ciudad, luego de reportes de ataques locales y tiroteos en salones de masajes en Atlanta que dejaron ocho muertos.