Mujer en Irán es ejecutada en la horca por su propia hija en venganza por haber matado al padre

La hija, que tenía 6 años cuando su padre fue asesinado, se negó a perdonar a su madre y aplicó la ley de "ojo por ojo"

Foto de archivo de una protesta en París, Francis, en contra de la pena de muerte en Irán
Foto de archivo de una protesta en París, Francis, en contra de la pena de muerte en Irán
Foto: DOMINIQUE FAGET / AFP / Getty Images

Una mujer en Irán fue ejecutada en la horca por su propia hija en venganza por haber matado a su padre.

La ejecución de Maryam Karimi a manos de su hija se reportó el 13 de marzo en Rasht Central Prison, según indica el reporte de The Sun.

La acción fue resultado de la interpretación de una ley primitiva relacionada con la pena de muerte.

La hija, que tenía 6 años cuando su padre fue asesinado, se negó a perdonar a su madre o aceptar una compensación de “sangre” monetaria o “Diya” mediante la cual las partes llegan a un compromiso. Mediante el mismo, una persona que sea castigada con la pena capital puede solicitar una pena menos severa o evitar la ejecución.

Karimi, quien cumplió 13 años en prisión, enfrentaba un castigo por “qisas”, que en caso de asesinato, implica el derecho de los parientes de la víctima a reclamar la ejecución del asesino (a) en una especie de acción “ojo por ojo”,

Bajo el castigo de Qisas, los parientes más cercanos a la víctima son animados activamente a llevar a cabo la ejecución ellos mismos.

Por los pasados 13 años, la familia le dijo a la joven que ambos padres estaban muertos, pero tuvieron que contarle la verdad unas pocas semanas antes de la ejecución para prepararla psicológicamente.

Mahmood Amiry-Moghaddam, director de Iran Human Rights, indicó: “Las leyes de la República Islámica convierte a una joven cuyo padre fue asesinado cuando era una niña en la verduga de su propia madre. La República Islámica es el principal líder de la violencia en la sociedad iraní actual”.

El padre de Karimi, identificado como Ebrahim, acudió a la prisión para presenciar cuando su hija fuera colgada.

“Cuatro décadas de lavado de cerebro en las escuelas, castigos extremos en la sociedad iraní y un régimen patriarcal significa que la hija de Maryam fue criada para asegurar que ejecutar a su madre fue una victoria para un hombre, ya sea para su padre o para el régimen opresivo”, dijo la periodista y activista Aram Bolandpaz en Iran International TV.