YouTuber sorprende al lograr cocinar pollo solo con golpes

Un experimento que tardó en concretarse 2 meses, logró comprobar un principio físico acerca de la transformación de la materia y la energía

YouTuber sorprende al lograr cocinar pollo solo con golpes
Foto: Karolina Grabowska / Pexels

Si pensamos en qué necesitamos para poder cocinar, seguramente pensarás que necesitas algún alimento, diversos utensilios de cocina y si se trata de algún tipo de carne, probablemente será necesario tener fuego.

Sin embargo, Internet está lleno de cosas curiosas y de gente que trata de darle una explicación lógica a situaciones impensables.

Justamente, hace unos días se volvió viral un video compartido en YouTube por un usuario llamado Louis Weiz, el cual demostró que pudo cocinar un pollo entero únicamente a base de golpes.

¿Cómo es posible cocinar un pollo solo con golpes?

Weiz tardó 2 meses en concretar su experimento. Primero, construyó un complejo mecanismo que fue diseñado exclusivamente para golpear rápidamente y de manera constante al pollo entero que estaba envuelto en una bolsa térmica, con la cual, elevaría su temperatura hasta alcanzar el punto de cocción.

En 2019, alguien en Reddit se planteó una pregunta relacionada con la física respecto a si la energía cinética, es decir la generada por el movimiento, se puede convertir en energía térmica, es decir en calor, y si esta podría cocinar un pollo.

En ese momento, un estudiante de física respondió que un golpe podría hacerlo si este alcanzara una velocidad de 1,666 metros por segundo o 3,726 millas por hora. Aunque parecía posible no resultaba viable si no se creaba algún mecanismo para poder alcanzar dichas cifras.

Gracias a un consejo de cocina que encontró por Internet, Weisz descubrió que mantener el pollo a unos 55-60 grados Celsius (131-140 grados Fahrenheit), durante al menos una hora, sería suficiente para cocinarlo, o al menos matar la cantidad de bacterias suficientes para evitar la salmonela.

Para lograr comprobar el experimento, Weiz superó varias pruebas, las primeras tenían que ver con la máquina que construyó, pues no quería que por la fuerza de los golpes, el pollo se destruyera y también que soportara el calor que ella misma generaría.

Antes del pollo, probó con un filete de carne de res, el cual luego de una sesión de golpes, logró elevarlo a 60°C, lo que provocó que se “cociera” en un término medio.

Después de varios intentos fallidos con el pollo Weisz por fin lo consiguió. En los cálculos finales, se necesita un mínimo de 135,000 golpes en 8 horas para cocinar un pollo, consumiendo alrededor de 7,500 Watt Horas de energía, dos o tres veces más de lo que necesitaría su horno para el mismo trabajo.

Te puede interesar:

¿Cuál es el restaurante de pollo frito favorito de los Estados Unidos?

Lo que sucede en el cuerpo al comer pollo a diario