Cómo el té de menta verde puede ayudarte a eliminar los barros

Probablemente nunca pensaste que beber té de menta pudiera ayudarte a combatir al acné, esta bebida tiene algunos componentes que pueden auxiliarte con el problema de sebo y protuberancias en el rostro

Cómo el té de menta verde puede ayudarte a eliminar los barros
El té de menta tiene posibles propiedades antiandrógenicas.
Foto: Congerdesign / Pixabay

El té de menta verde es usado como un remedio natural, que puede ayudarte a prevenir o tratar el acné. Este té tiene varios componentes que pueden ser de ayuda para el problema en la piel. Probablemente beber té de menta no haga todo el trabajo por sí solo, pero puede ser un buen auxiliar y la ingesta de antioxidantes no está de más para tu piel.

El acné se desarrolla cuando los poros se obstruyen. Las personas pueden tener acné casi en cualquier edad, no solo durante la adolescencia. De acuerdo a la Academia Estadounidense de Dermatología, el acné puede empeorar por dormir muy poco, comer ciertos alimentos como los que aumentan rápidamente el nivel de azúcar en sangre, usar maquillaje u otros productos grasos en la piel.

Cómo el té de menta puede ayudarte a eliminar los barros

Antioxidantes

La menta verde tiene compuestos llamados polifenoles con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antibacterianas. Particularmente el ácido rosmarínico. También contiene flavonoides naturales como limoneno y mentol.

Las propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas pueden resultar útiles considerando que a veces los folículos pilosos pueden bloquearse con sebo, células muertas de la piel y otras partículas. Cuando este bloqueo se inflama, se forman protuberancias elevadas que comúnmente se conocen como acné.

Propiedades antiandrógenicas

Es por sus propiedades antiandrógenicas por las que popularmente se ha considerado al té de menta como un aliado para combatir al acné. Las propiedades antiandrógenicas del té de menta significan que puede reducir los niveles de las hormonas masculinas, incluida la testosterona, la cual estimula la producción de sebo.

Un estudio realizado en Turquía con mujeres con síndrome de ovario poliquístico señala que la menta verde tiene propiedades antiandrógenicas en mujeres con hirsutismo, una afección que resulta en un crecimiento excesivo de vello oscuro o grueso.

Aunque las mujeres no producen tanta testosterona como los hombres, Healthline señala que la testosterona aún puede desempeñar un papel en los brotes de acné. En un estudio con 207 mujeres de entre 18 y 45 años con acné, se descubrió que el 72 por ciento de aquellas que mujeres con acné tenían un exceso de hormonas andrógenas.

Al momento la evidencia sobre los efectos del té de menta sobre el acné ha sido anecdótica, de testimonios que cuentan su experiencia en plataformas como Reddit con resultados positivos después de dos semanas, aunque a algunos casos un poco más. Cada  piel es diferente, así como las causas del acné, para algunas personas el té puede funcionar y para otras no ser un remedio efectivo. Aun no hay investigación donde se establezca específicamente los efectos entre el té de menta verde y el acné.

Cómo cuidar el acné en casa

La Academia Estadounidense de Dermatología (AAD) recomienda lavarse la cara dos veces al día y después de sudar. Aplica con las yemas de los dedos un limpiador suave y no abrasivo, como los que no contienen alcohol.

No se recomiendan productos que puedan irritar la piel como pueden ser astringentes, tónicos y exfoliantes, a menos que los recomiende un dermatólogo. La AAD señala que la piel seca y enrojecida empeora el acné.

No frotes fuertemente la piel, esto puede empeorar el acné. Enjuaga con agua tibia.

Si tienes el cabello graso, lávate con champú a diario.

Evita pellizcar, reventar o exprimir los barros, esto aumentará el riesgo de tener cicatrices de acné.

Procura mantenerte alejado del sol y de las camas solares para evitar dañar la piel. Además, algunos medicamentos para el acné hacen que la piel sea muy sensible a la luz ultravioleta (UV).

Te puede interesar: