Joven que le pagó a sicario para que matara a su padre joyero en Texas pasaría 35 años en prisión; madre salió ilesa de ataque

Nicolas Shaughnessy quería quedarse con el dinero del seguro de vida y vender millones de dólares de los activos del padre para beneficio propio

Joven que le pagó a sicario para que matara a su padre joyero en Texas pasaría 35 años en prisión; madre salió ilesa de ataque
El convicto podría pasar hasta 35 años en la cárcel luego de declararse culpable.
Foto: JEFF GRACE / Getty Images

Un hombre en Texas se declaró culpable de contratar a un sicario en el 2018 para matar a sus padres con la intención de quedarse con el dinero del seguro de vida y vender millones de dólares de sus activos para beneficio propio.

Nicolas Shaughnessy, residente en Austin y quien tenía 19 años al momento del hecho, era el único beneficiario del seguro de vida de $2 millones de dólares de su padre.

Tras declararse culpable por los hechos reportados en mayo del referido año, Shaughnessy enfrenta 35 años en prisión.

El joven le pagó $10,000 a otro individuo para que cometiera el crimen que terminó con la vida de su padre, el joyero Theodore “Ted” Shaughnessy.

Aunque la orden era también matar a su madre, Corey Shaughnessy escapó del sicario.

La mujer intercambió disparos con el asaltante y llamó al 911.

Según la información de las autoridades, los agentes que acudieron a la escena hallaron al padre de Nicolas muerto así como al perro de la casa.

Asesino calculó al menos $8 millones en ganancias

El hijo había calculado que obtendría hasta $8 millones de dólares en ingresos por la póliza y por la venta de la casa y el negocio familia, una popular joyería Gallerie Jewelers, en la referida ciudad.

Aerion Smith, quien también se declaró culpable en la conspiración, enfrenta igual cantidad de años en prisión. Shaughnessy le pagó $5,000 en dos meses como parte del plan para cometer los asesinatos.

Otros dos implicados en el asesinato del joyero

Un cargo capital de asesinato está pendiente contra un tercer sospechoso, identificado como Johnny Roman Leon III, quien habría cometido la parte material del crimen disparándole a los padres de Nicolas.

La esposa del autor intelectual, Jaclyn Edison, también enfrenta cargos por solicitar que se cometiera un asesinato capital. Sin embargo, la mujer está colaborando con las autoridades, según el reporte de KVUE.

Edison presentó una demanda de divorcio en septiembre de 2019.