¿Los cubrebocas pueden aumentar las arrugas en la zona de la boca?

El uso prolongado de mascarillas sí puede fomentar la aparición de arrugas en la boca, ya que la estructura de la piel se verá modificada por la falta de ventilación y el exceso de humedad.

¿Los cubrebocas pueden aumentar las arrugas en la zona de la boca?
Ante el uso obligatorio de mascarillas, es muy importante mantener la piel hidratada para evitar arrugas y envejecimiento prematuro.
Foto: Shutterstock

Usar cubrebocas por un periodo prolongado induce cambios en el ambiente en que se ubica la piel, lo que la afecta directamente. Entre estos posibles cambios se encuentra la aparición de arrugas alrededor del área de la boca.

Que usar cubrebocas pueda generar la aparición de arrugas no significa que siempre sea así. Si empleamos medidas para el cuidado de la piel, podremos evitar que las mascarillas desarrollen este efecto secundario sin sacrificar la protección sanitaria que nos brindan.

mascarilla
Ha sido necesario usar mascarillas por tanto tiempo, que es frecuente ver cambios en la parte del cutis que cubrimos con ella. Foto: Pixabay

Efectos de uso prolongado del cubrebocas sobre la zona de la boca

El uso continuado de las mascarillas hace que la piel se sienta ahogada porque ya no puede respirar de manera libre. Este ahogamiento está acompañado por la falta de luminosidad que sufre ese sitio al ya no estar expuesto de manera directa a los rayos de sol.

Por otro lado, la zona de la boca tiene mayores probabilidades de sufrir deshidratación debido a que la mascarilla impide que entre en contacto con la humedad natural del ambiente.

La humedad que es retenida por la mascarilla se condensa, lo que puede causar lesiones en la zona. Dichas lesiones pueden perjudicar la barrera hidrolipídica, causando así la desaparición de la barrera que nos protege frente a los agentes externos.

Es probable que estos daños no se manifiesten en el corto plazo, o que la persona no sea consciente de ellos hasta pasado un tiempo. Esto da lugar al aumento del desgaste de la zona y a la acentuación de las arrugas ya existentes.

Las pieles sensibles son las que sufren más a razón del uso de mascarillas por su mentada sensibilidad frente a los agentes externos. Debido a esto, las personas con este tipo de piel podrían percatarse de los cambios con mayor rapidez.

Cómo minimizar el impacto de la mascarilla sobre la piel

En el marco de la contingencia sanitaria, es importante hacer uso de producto que se encarguen de revitalizar la piel, eliminar toxinas, absorber el sebo y también los contaminantes.

Los expertos recomiendan hacer uso de la cosmética inteligente y preparada específicamente para rejuvenecer y sanar. Dicha cosmética puede aplicarse tanto en un centro de belleza como en la comodidad del hogar.

Aparte de ello, es importante seguir con una rutina de belleza que permita mantener el cuidado de la piel. En este sentido, es prioritario mantener a la piel hidratada, nutrida y libre de irritaciones, lo que evitará la aparición de arrugas y del envejecimiento prematuro.

La piel del rostro ha debido acostumbrarse a nuevas circunstancias con la llegada del Covid-19, pero, si somos lo suficientemente cuidadosos, podremos evitar que este hecho repercuta de manera muy negativa sobre ella, lo que es positivo en términos estéticos.

También te puede interesar:

“Las mascarillas pueden ser de cualquier material” y otros mitos del cubrebocas en los que no debes creer

¿El cubrebocas es clave para lograr la mejora de la economía?