¿Qué es una “fiesta de Botox”?

Una fiesta de bótox es una reunión casera en que los asistentes se administran inyecciones de esta sustancia. Esta práctica es muy peligrosa ya que no es posible atender una emergencia en un entorno doméstico

¿Qué es una “fiesta de Botox”?
Este tipo de reuniones no ofrece las garantías necesarias para obtener una inyección segura de Botox.
Foto: Shutterstock

Lo que se conoce comúnmente como fiesta de bótox es una reunión social en la que varias personas se administran inyecciones caseras de bótox, generalmente en la casa de un anfitrión. Es una práctica relativamente popular en las altas esferas sociales.

Como indica Mayo Clinic, las fiestas de bótox pueden carecer de las medidas de seguridad necesarias y dejar expuestas a las personas a determinados peligros de salud, razón por la que estas reuniones son mal vistas desde el mundo de la medicina.

botox
El botox cosmético siempre debe ser aplicado por un especialista. Foto: Shutterstock

¿Qué ocurre en una fiesta de bótox?

Como su nombre sugiere, una fiesta de bótox es un evento social en que varias personas se reúnen en un lugar para administrarse inyecciones caseras de bótox, o de tóxina butolínica para ser más precisos. Dichas reuniones ocurren bajo el ala de un anfitrión.

En esta práctica es común que los asistentes compartan ampollas de la toxina, lo cual es una práctica antihigiénica y riesgosa. Además, es bastante probable que el especialista (si lo hay) y/o los asistentes estén bajo los efectos del alcohol, lo que incrementa el riesgo.

No obstante, las fiestas de bótox pueden y son defendidas por quienes acuden a ellas bajo la excusa de que ellas permiten un gasto económico inferior al que es necesario para el uso y aplicación de bótox en un entorno más especializado y profesional.

Las fiestas de bótox no son reuniones frecuentes en el grueso de la sociedad, siendo en un principio ocasiones casi exclusivas de las personas que integran las esferas sociales más elevadas, por lo que no son tan accesibles en términos económicos como pudiera creerse.

¿Por qué las fiestas de bótox no son recomendables?

Primeramente, es necesario recordar que el bótox cosmético siempre debe aplicarse bajo supervisión de un médico especialista, incluso a pesar de que las inyecciones de esta sustancia sean más seguras con relación a otras inyecciones.

El bótox cosmético no tiende a generar efectos secundarios en el paciente, y cuando lo hace son generalmente inofensivos. Sin embargo, esto no excluye la posibilidad de que una persona desarrolle una reacción fuerte contra la sustancia.

Pese a que es poco probable, el efecto del bótox cosmético puede esparcirse hacia otras áreas del cuerpo. Si algo sale mal, un médico en un consultorio estará mejor equipado para atender la problemática que un “especialista” en medio de un entorno doméstico.

Todo lo anterior desemboca en que las fiestas de bótox no ofrecen las garantías necesarias para una inyección segura de bótox, y que acudir a estas reuniones puede ser un gran peligro para la salud de los asistentes.

Inyectarse bótox en esta circunstancia no está recomendado por parte de los especialistas. Si estás interesando en una inyección de esta sustancia, es preferible que te pongas bajo el cuidado de un especialista médico para así aspirar a los mejores resultados posibles.

También te puede interesar:

El bótox puede ser la solución de la articulación mandibular

Cuáles son los pros y los contras de inyectarse bótox en la cara