¿Qué alimentos pueden aumentar tu presión arterial?

No solo el consumo elevado de sal puede aumentar tu presión arterial, son varios alimentos y bebidas; el alcohol puede elevar tu presión arterial temporalmente así como provocar aumentos a largo plazo

¿Qué alimentos pueden aumentar tu presión arterial?
Una sola rebanada de pizza puede tener altas cantidades de sodio.
Foto: Brett Jordan / Pexels

Lo que comes y bebes puede influir en tu presión arterial. Los alimentos salados pueden aumentar tu presión arterial pero no son los únicos. Limitar o evitar ciertos alimentos y llevar una dieta saludable te ayudará a mantener la hipertensión bajo control.

La presión arterial alta es cuando la fuerza de la sangre que fluye a través de los vasos sanguíneos es constantemente demasiado alta. La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) señala que cuando no se trata la hipertensión, el daño que causa al sistema circulatorio es un factor que contribuye al ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Qué alimentos pueden elevar tu presión arterial

1. Carnes frías

Jamón
Foto: Shutterstock

Las carnes frías son carnes procesadas que causan varios efectos negativos en tu cuerpo. Pueden elevar tu presión arterial por su alto contenido en sodio. Las carnes procesadas contienen en promedio, 4 veces más sodio y 50% más de conservantes de nitrato que la carne sin procesar de acuerdo a investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH).

Ejemplos de carnes procesadas son el jamón, tocino, salchichas, mortadela o salami. Son aquellas que han sido transformadas a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación.

2. Alimentos salados

Pan blanco
Foto: Sornram Srithong/Pixabay

La sal puede elevar tu presión arterial por su contenido en sodio. Cleveland Clinic explica que esto sucede porque tu cuerpo retiene agua adicional para “lavar” la sal de su cuerpo. El agua agregada ejerce presión sobre el corazón y los vasos sanguíneos.

Los alimentos con más sodio según la AHA son: panes y bollos, la pizza, los bocadillos, fiambres y embutidos, sopas enlatadas, burritos y tacos.

La AHA recomienda no más de 2,300 miligramos (mg) de sodio por día y un límite ideal de no más de 1,500 mg por para aquellos con presión arterial alta. Una cucharadita de sal equivale a 2,300 mg de sodio.

3. Alimentos procesados

Comida rápida
Foto: Caleb Oquendo/Pexels

Los alimentos altamente procesados tienden a ser bajos en fibra y nutrientes, con altas cantidades de azúcar y sodio agregados. Ejemplos de estos alimentos son las galletas, bebidas azucaradas, fiambres, papas fritas, cereales para el desayuno, pizza congelada y comidas preparadas.

La AHA señala que el mayor consumo de sodio (más del 70%) proviene de los alimentos procesados ​​y de restaurante. El 14% es de origen natural en los alimentos, 6% agregado mientras se cocina y 5% añadido al comer.

4. Alcohol

Alcohol
Foto: Social Butterfly/Pixabay

Beber demasiado alcohol puede aumentar tu presión arterial. Mayo Clinic señala que consumir más de tres bebidas de una sola vez puede elevar temporalmente tu presión arterial, pero consumir compulsivamente de manera reiterada puede provocar aumentos a largo plazo.

5. Queso

Algunos quesos tienen un alto contenido en sodio. Por ello debes ser cuidadoso en el tipo de quesos que eliges. Cleveland Clinic recomienda optar por queso naturalmente bajo en sodio (suizo, de cabra, ladrillo, ricotta, mozzarella fresca) o queso crema (ligero y desnatado).

6. Bebidas azucaradas y comidas con azúcar añadido

Donas
Foto: Sharon McCutcheon/Pexels

El azúcar agregado también puede tener un efecto directo sobre el aumento de la presión arterial, según una revisión realizada por investigadores de la Universidad de Delaware y publicada en Nutrients.

La Fuente de la Nutrición de Harvard señala que las bebidas azucaradas son la fuente más grande de azúcar agregado en la dieta estadounidense. Como los refrescos, también son los tónicos, ponche de frutas, limonadas, bebidas endulzadas en polvo, así como bebidas deportivas y energéticas.

La AHA recomienda en general limitar las grasas saturadas y trans, el sodio, la carne roja, así como los dulces y bebidas azucaradas.

Te puede interesar: