5 efectos peligrosos de comer carnes frías con frecuencia

El consumo frecuente de carnes frías aumenta el riesgo de cáncer de colon y otras enfermedades

5 efectos peligrosos de comer carnes frías con frecuencia
Las carnes procesadas también pueden ser de aves como pollo o pavo.
Foto: TR Davis / Pexels

El jamón, la mortadela y el salami son algunos ejemplos de carnes frías y que a su vez son carnes procesadas. Consumir estos alimentos con frecuencia puede tener efectos negativos en tu cuerpo; no solo tiene que ver con el peso, sino también con enfermedades crónicas como el cáncer. 

1. Aumento de peso

Perder peso
Foto: Shutterstock

Las carnes frías son más altas en grasas y calorías que otras, pero no solo eso contribuye a tu aumento de peso. Comer alimentos ultraprocesados, hace que las personas coman en exceso y aumenten de peso, en comparación con comer alimentos sin procesar.

Los investigadores han encontrado que cuando las personas consumen alimentos procesados las hormonas supresoras del apetito pueden disminuir y aumentar las hormonas del hambre.

2. Aumento de presión arterial

Foto: Pera Detlic/Pixabay

Las carnes procesadas tienen un alto contenido en sodio. Contienen mucha sal, así como nitratos y nitritos. El sodio es un mineral que contribuye a la hipertensión arterial, un factor de riesgo importante de enfermedad cardíaca.

Las carnes procesadas contienen en promedio, 4 veces más sodio y 50% más de conservantes de nitrato que la carne sin procesar de acuerdo a investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH).

3. Aumento de riesgo de enfermedad cardíaca

Foto: Pexels

De acuerdo a Mayo Clinic, se cree que el nitrato de sodio puede dañar los vasos sanguíneos, y hacer que las arterias tengan más probabilidades de endurecerse y estrecharse, lo cual provoca una enfermedad cardíaca.

Los investigadores de la HSPH encontraron que una porción diaria de 50 gramos (1.8 oz) de carne procesada (aproximadamente 1-2 rebanadas de fiambres o 1 perrito caliente) se asoció con un 42% más de riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca.

4. Aumento de riesgo de cáncer colorrectal

Foto: Shutterstock

La carne procesada (como las carnes frías) está clasificada por la Organización Mundial de la Salud como carcinógena para los humanos. Señala que hay evidencia suficiente de que este tipo de carne causa cáncer colorrectal.

Un grupo de 22 expertos de 10 distintos países concluyeron que cada porción de 50 gramos de carne procesada que se consume al día aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%. “Este riesgo aumenta con la cantidad de carne consumida”, señala la OMS.

La Sociedad Americana del Cáncer advierte que no solamente las carnes procesadas aumentan el riesgo de cáncer de colon, sino también las carnes rojas sin procesar.

5. Aumento riesgo de diabetes

Foto: Shutterstock

La Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda un consumo modesto o nulo de carnes rojas o procesadas múltiples para prevenir y controlar la diabetes tipo 2. Señala que hay evidencia  que ha demostrado que las dietas ricas en carnes rojas y procesadas están asociadas con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, enfermedad cardiovascular (ECV), cáncer (particularmente cáncer colorrectal) y mortalidad por todas las causas.

Las carnes procesadas no solo son las carnes rojas. La OMS apuntaque la mayoría de las carnes procesadas contienen carne de cerdo o carne de res, pero también pueden contener otras carnes rojas, aves (como pavo o pollo), menudencias o subproductos cárnicos, como la sangre.

Te puede interesar: