Qué comer para bajar la ansiedad y no engordar si dejas de fumar

Dejar el hábito de fumar es una de las mejores desiciones de salud que podrás tomar, sin embargo suele asociarse con el aumento de peso. Conoce cuáles son las mejores bebidas y alimentos para facilitar el proceso y cuidar tu peso

Qué comer para bajar la ansiedad y no engordar si dejas de fumar
Beber líquidos naturales, aumentar el consumo de frutas y verduras, y evitar los procesados, son grandes medidas para combatir la ansiedad por fumar.
Foto: Imagen de Free-Photos en Pixabay / Pixabay

Dejar el tabaco puede ser un proceso largo y difícil, la buena noticia es que todo esfuerzo valdrá la pena ya que es una de las mejores desiciones que podrás tomar por tu salud. Por supuesto que mantenerse libre de tabaco es la parte más larga e importante del proceso, sin embargo es importante saber que cada día que sin fumar es una pequeña victoria. Si bien dejar el tabaco es todo un reto, es una decisión que puede relacionarse con algunas consecuencias y una de las que más preocupa a las personas que quieren dejar de fumar es el aumento de peso. De hecho el efecto secundario más popular es un aumento en la ansiedad por comer. 

Según información liberada por diversas organizaciones de salud, en promedio durante el proceso de dejar de fumar las personas tienden a aumentar de 5 a 10 libras (es decir entre 2.25 y 4.5 kg). Si bien existen muchas teorías sobre la relación entre el aumento de peso y el dejar de fumar, los expertos creen que el motivo principal son los efectos de la nicotina en el cuerpo. Lo que sucede es que la nicotina que contienen los cigarrillos acelera el metabolismo, aumenta la cantidad de calorías que el cuerpo usa cuando está en reposo aproximadamente en un 7% a 15%. Se cree que sin cigarrillos, el organismo puede quemar el alimento más lentamente. También no podemos dejar de mencionar que fumar es un hábito y un vicio, por lo tanto dejarlo suele generar ansiedad ante la dependencia. Por último y no menos importante se ha comprobado que los cigarrillos reducen el apetito, por lo tanto dejar de fumar de manera natural da más hambre.

Afortunadamente existen medidas que pueden ser un gran apoyo para mantener el peso corporal bajo control mientras dejamos de fumar y por supuesto la alimentación juega un papel fundamental. Con base en ello nos dimos a la tarea de seleccionar las mejores recomendaciones alimenticias para hacer más llevadero el proceso y lo más importante ¡Sin subir de peso! Una de las principales recomendaciones de los especialistas es extremar cuidados: beber mucha agua, comer y dormir bien. Son medidas que resultar de gran utilidad para tener más energía y contrarrestar los efectos relacionados con el estrés que conlleva dejar de fumar.

¿Qué comer y beber?

1. Aumenta la hidratación con las bebidas correctas

Apuesta por el consumo de bebidas naturales, sin azúcar ni lácteos adicionados, las infusiones y tés son la mejor alternativa, también las aguas y jugos naturales pueden ayudar. Evita todas las bebidas vinculadas con el consumo de tabaco y que son considerados estimulantes del sistema nervioso como sucede con el café y alcohol. Además se ha comprobado que pueden incrementar la alteración en los estados anímicos, como sucede con la depresión y la ansiedad.

té de kombucha
Té de kombucha. /Foto: Shutterstock

2. Basa tu dieta en alimentos naturales

Si bien no existe una dieta específica para combatir la ansiedad que causa dejar de fumar. Es importante basar la dieta en el consumo de alimentos 100% naturales, de temporada e integrales. Apuesta por el consumo de abundantes frutas y verduras, cereales integrales, legumbres y semillas, son ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Algunas de las mejores opciones son aquellas variantes que se destaquen por su alto contenido en vitamina C: frutas cítricas, bayas, vegetales de hoja verde, pimientos, kiwi, tomates, aguacate,  y papas. También apuesta por integrar frijoles, lentejas, garbanzos y cereales ricos en carbohidratos de lenta absorción como la avena, quinoa y arroz integral. Además es muy importante mencionar que son alimentos muy saciantes y que se relacionan con toda clase de beneficios para la salud. No olvides eliminar todo tipo de alimentos procesados, son ricos en grasas, harinas refinadas, sodio y azúcares que incrementan la ansiedad por comer y son causa directa del aumento de peso.

Ensalada de quinoa.
Ensalada de quinoa. /Foto: Pixabay

3. Contempla refrigerios saludables

Apuesta por integrar en tu rutina diaria de dos a tres refrigerios saludables, son simplemente perfectos para prevenir y combatir la ansiedad por comer. Además es un hábito completamente saludable que mejora la digestión y se asocia con grandes beneficios para bajar de peso. Una buena recomendación es tener a la mano palitos de vegetales frescos como la zanahoria y el apio; mordisquear algo crujiente mantendrá la boca y el estómago distraídos. Además, dado que estas verduras son bajas en calorías, son el perfecto snack saciante para cuidar el peso. Otra gran alternativa son las palomitas de maíz (claro naturales y sin mantequilla), tienen un alto contenido de fibra y pocas calorías. También frutas frescas como las naranjas, peras, manzanas, plátanos, fresas y frambuesas, son perfectas para atacar los antojos dulces. Las frutas son ricas en vitaminas, antioxidantes y fibra, su consumo es de mucha utilidad ya que los antioxidantes y la vitamina C se agotan al fumar.

Palomitas de maíz.
Palomitas de maíz. /Foto: Moira Nazzari/ Pixabay

Te puede interesar: