Estados Unidos lanzará alertas de viaje a 80% de los países debido a COVID-19

La Administración Biden impondrá Nivel 4, siguiendo los lineamientos del CDC sobre la pandemia

Estados Unidos lanzará alertas de viaje a 80% de los países debido a COVID-19
El Departamento de EStado actualizará su mapa de alertas de viaje.
Foto: Departamento de Estado / Cortesía

Actualmente, la mayoría de los países del mundo tienen marcado el Nivel 3 de viaje del Departamento de Estado, para que estadounidenses “reconsideren su viaje”, pero a partir de los próximos días las restricciones serán mayores.

Esa oficina a cargo del secretario Antony Blinken adelantó que impondrá Nivel 4 a 80% de los países. Eso significa que la recomendación será “no viajar”, debido al aumento de casos de COVID-19 en el mundo.

La medida, indicó la autoridad es para “alinear” las políticas de viaje a los lineamientos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Actualmente, al menos 20 países tienen ese nivel de restricción, la mayoría relacionadas con asuntos de seguridad para los viajeros, siendo el más reciente Haití, que suma varias condicionantes: secuestro, crimen, disturbios civiles y COVID-19.

Sin embargo, Brasil, por ejemplo, tiene un Nivel 4 de viaje, impuesto por la pasada administración en agosto del 2020, ante el incremento de casos de coronavirus y nuevas cepas.

La decisión del Departamento ocurre ante el incremento mundial de casos de COVID-19 y luego de que el mundo ha rebasado los tres millones de muertes y la vacunación no es tan amplia en todos los países como en EE.UU., algo que los CDC destacan en sus guías.

“Esto no implica una reevaluación de la situación de salud actual en un país dado, sino que refleja un ajuste en el sistema de avisos de viaje del Departamento de Estado para depender más de las evaluaciones epidemiológicas existentes de los CDC“, dijo el Departamento. “La pandemia de COVID-19 continúa presentando riesgos sin precedentes para los viajeros”.

El Gobierno del presidente Joe Biden pide a los viajeros estadounidenses reconsiderar sus travesías por el mundo.

“A la luz de esos riesgos, el Departamento de Estado recomienda encarecidamente a los ciudadanos estadounidenses que reconsideren todos los viajes al extranjero”, dijo. “Nuestras advertencias también tienen en cuenta factores logísticos, incluida la disponibilidad de pruebas en el país (destino) y las restricciones de viaje actuales para ciudadanos estadounidenses”.

La Administración Biden insiste en que la evaluación de cada país dependerá de las condiciones sobre COVID-19 y los lineamientos del CDC.

“A medida que los viajeros enfrentan riesgos continuos debido a la pandemia de COVID-19, el Departamento de Estado comenzará a actualizar sus Avisos de viaje esta semana para reflejar mejor los Avisos de salud para viajes basados ​​en la ciencia”, indicó. “Como siempre, estamos monitoreando de cerca las condiciones en todo el mundo y actualizaremos periódicamente nuestros consejos específicos de destino para los viajeros estadounidenses a medida que evolucionen las condiciones”.

¿Y las personas vacunadas?

Los CDC mantienen alerta de viajes incluso a las personas vacunadas, ya que a pesar de tener menos riesgo de contraer COVID-19 todavía podrían propagar variantes del virus en Estados Unidos.

“Los viajeros completamente vacunados tienen menos probabilidades de contraer y transmitir COVID-19”, señala. “Sin embargo, los viajes internacionales presentan riesgos adicionales e incluso los viajeros completamente vacunados tienen un mayor riesgo de contraer y posiblemente propagar nuevas variantes de COVID-19”.

Aquellas personas que deseen viajar se les sugiere hacerlo cuando estén “completamente vacunadas”, es decir, con las dos dosis de Pfizer y Moderna, las vacunas que se aplican en este momento.

“Debe continuar siguiendo las recomendaciones de los CDC para viajar de manera segura y hacerse la prueba de 3 a 5 días después del viaje”, indica. “NO necesita hacerse la prueba antes de salir de Estados Unidos a menos que su destino así lo requiera.

La autoridad apunta que, a pesar de las restricciones, no es necesario que el viajero se ponga en cuarentena después de llegar a los Estados Unidos, pero insiste en las pruebas posteriores al viaje.