¿Hay riesgo de sufrir herpes después de recibir la vacuna de COVID-19?

En general, el herpes es causado por un virus y provoca dolor y erupciones en el cuerpo. Algunos casos aislados y muy específicos se han presentado luego de recibir la vacuna de COVID-19 de Pfizer, pero los científicos explican que no hay que alarmarse

¿Hay riesgo de sufrir herpes después de recibir la vacuna de COVID-19?
El herpes zóster puede permanecer inactivo en el organismo durante años.
Foto: Shutterstock

En primer lugar hay que decir que la recomendación de los expertos es vacunarse de COVID-19 tan pronto como sea posible, para frenar la propagación de la enfermedad y evitar las continuas mutaciones. Ahora bien, científicos israelíes identificaron algunos casos de herpes luego de recibir la vacuna de COVID-19. El herpes provoca dolor y erupciones en el cuerpo y es causado por un virus, generalmente.

¿El riesgo de sufrir herpes es real?

Expertos en reumatología de dos instituciones israelíes detectaron seis casos de herpes zóster que detonaron después de recibir la primera dosis de la vacuna de COVID-19 de Pfizer, pero su investigación es muy clara y específica: los casos se presentaron en pacientes con antecedentes de enfermedades reumáticas inflamatorias autoinmunes.

Seis pacientes mayores de 49 años de edad que padecían alguna afección como artritis reumatoide, síndrome de Sjogren o enfermedad conectiva indiferenciada desarrollaron síntomas de herpes zóster luego de recibir la vacuna de Pfizer; en cinco casos ocurrió luego de la primera dosis y en un caso, luego de la segunda.

Todos los casos resolvieron los síntomas del herpes en un lapso de seis semanas y completaron su esquema de vacunación sin mayores efectos adversos. Decir que el herpes zóster, también conocido como “culebrilla”, puede ser un efectos secundario de la vacunación contra COVID-19 es inexacto, ya que el estudio israelí se refiere a casos muy específicos. Además, los autores de la investigación aclaran que la relación entre la vacuna y las erupciones de herpes no está claro.

No podemos decir que la vacuna sea la causa en este momento. Podemos decir que podría ser un desencadenante en algunos pacientes”, explicó a la prensa israelí la doctora Victoria Furer, autora principal del estudio publicado en la revista Rheumatology.

Además, los seis casos fueron detectados de entre 491 pacientes examinados, lo que equivale a un 1.2 por ciento de la muestra. “No debemos asustar a la gente. El mensaje general es vacunarse”, señaló la experta.

Los síntomas de herpes zóster

De acuerdo con la Clínica Mayo, el herpes zóster es una infección viral que puede aparecer como una erupción dolorosa en cualquier parte del cuerpo, aunque usualmente se presenta como una franja de ampollas del lado izquierdo o derecho del torso.

El virus que lo causa es el mismo que causa la varicela y puede permanecer inactivo durante años, y reactivarse como herpes zóster por diversos factores.

Entre sus síntomas se encuentran: dolor, ardor, entumecimiento u hormigueo, sensibilidad al tacto, erupción cutánea de color rojo que comienza unos días después del dolor, ampollas llenas de líquido que se abren y forman costras, picazón y, en algunos casos, fiebre, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz y fatiga.