5 advertencias a considerar antes de reunirte con tus seres queridos aunque ya se hayan vacunado contra COVID-19

Aunque lentamente, el plan de vacunación en EEUU sigue su curso

5 advertencias a considerar antes de reunirte con tus seres queridos aunque ya se hayan vacunado contra COVID-19
Una mujer mayor recibe la vacuna contra COVID-19.
Foto: Getty Images

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) hasta el momento 6’688,231 personas en EEUU han recibido la primera dosis de la vacuna contra el SARS-CoV-2, y se han distribuido más de 22 millones de dosis.

Luego del personal de atención médica y los residentes de establecimientos de cuidados a largo plazo, quienes siguen en el plan de vacunación son trabajadores esenciales, mayores de 75 años y, luego, los mayores de 65. Sin embargo, es importante considerar algunas advertencias antes de reunirte con tus seres queridos aunque ya se hayan vacunado contra COVID-19.

La doctora Leana Wen, especialista en emergencias y profesora visitante en la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington, brindó algunas recomendaciones a CNN para tomarse en cuenta cuando llegue el momento en que algunos miembros de la familia reciban sus vacunas.

Dos dosis

Primero, es importante recibir ambas dosis de la vacuna antes de pensar en reunirse con alguien más. Una vez que se reciba la vacunación completa, hay que esperar entre tres y seis semanas más para que el organismo desarrolle un grado óptimo de protección inmunológica que, según sus desarrolladores, ronda el 95 por ciento. Y esto significa que todavía existe un 5 por ciento de probabilidad de contagiarse, aunque con síntomas menos graves que si no se tuviera la vacuna.

No se sabe si reduce la transmisión del virus

Una de las desventajas de la vacuna es que los científicos desconocen si será eficaz para evitar la transmisión del virus; es decir que hay una probabilidad de que algunas personas se comporten como portadoras a pesar de ya estar vacunadas. Esto significa que en una reunión familiar o de amigos, una persona infectada con COVID-19 podría contagiar a quienes no hayan recibido la vacuna. Y la única manera de saber si la vacuna detiene la transmisión, es aplicarla y observar los resultados.

Todavía hay que mantener medidas de protección

Recibir la vacuna no significa que podamos volver a cómo era nuestra vida antes de la pandemia. Aunque la vacuna reduce el riesgo, no lo anula por completo, así que tú y tus seres queridos todavía estarán en riesgo de contagio. Para una persona mayor vacunada que desee ver a sus nietos, por ejemplo, la doctora Wen recomienda que sea en exteriores y a una distancia de seis pies. Si se desea pasar tiempo con ellos en interiores, sugiere que toda la familia se ponga en cuarentena durante al menos 10 días y se realicen pruebas antes del encuentro.

Cuando finalmente todos se vacunen…

Una vez que todos los miembros de una familia hayan recibido ambas dosis de la vacuna y esperen algunas semanas para obtener el beneficio inmunológico máximo del medicamento, es probable que puedan reunirse con cierta seguridad, pero sin incurrir en conductas de riesgo. ¿Por qué? Porque aunque un miembro de una familia ya esté vacunado, no se sabe si podrá transmitir el virus si tiene contacto con él aunque no se enferme. Es decir que todavía no sabemos si una persona vacunada puede contagiar a otras personas que no estén vacunadas fuera de su círculo familiar.

¿Hasta cuándo entonces retomaremos la socialización?

La experta señala que el fin de la pandemia realmente podría ocurrir cuando logremos la inmunidad colectiva, y para ello se requiere que al menos un 85 por ciento de los estadounidense se vacunen. Considerando que apenas están comenzando los ensayos de la vacuna en niños, es probable que para finales de 2021 toda una familia cuente con vacunas.

Wen enfatiza que la vacuna no significa que podamos retomar nuestra vida de 2019, sino que se trata de una herramienta más para reducir el riesgo de enfermar, incluso gravemente y morir. “Usar una máscara es otra herramienta similar, al igual que el distanciamiento social, y queremos seguir usando tantas herramientas como podamos para protegernos”, señala.