Atención mujeres: 3 buenas razones para fingir un orgasmo

A menudo, el orgasmo femenino se observa como una recompensa altamente acariciada y perseguida en la intimidad, pero incluso cuando es fingido puede ser positivo en una relación de pareja

El orgasmo tiene una cara imperativa, pero el placer es un camino.
El orgasmo tiene una cara imperativa, pero el placer es un camino.
Foto: Shutterstock

Una encuesta reciente reveló que entre el 60 y el 87 por ciento de las mujeres han fingido alguna vez un orgasmo en la intimidad. La simple idea de “fingir” viene acompañada de una concepción negativa en la que fingir equivale a mentir. Pero el doctor Justin Lehmiller, reconocido investigador de la sexualidad humana, sugiere que hay buenas razones para que las mujeres decidan fingir un orgasmo.

Para el doctor Lehmiller, una de las principales razones por las que las mujeres suelen fingir el clímax es porque se le ha dado una carga impositiva al orgasmo, es decir, hay que tener un orgasmo para disfrutar el sexo. El especialista lo llama “el orgasmo imperativo”.

Esta circunstancia ejerce una presión en la pareja, pero especialmente en las mujeres, que genera una ansiedad por el desempeño y una búsqueda obligatoria del clímax cuando en realidad hay muchas otras cosas placenteras alrededor de la vida sexual.

Un artículo de Well+Good recoge las razones por las que, con base en el conocimiento del doctor Lehmiller, fingir un orgasmo puede estar lejos de ser contraproducente y, al contrario, ayudarnos a encontrar otras formas de placer entre las sábanas.

Las razones para fingir un orgasmo

Para complacer a la pareja. Para el doctor Lehmiller, preocuparse por el placer de la pareja es una manera de ocuparse del placer propio y de mejorar la relación entre ambos. “Al mejorar el placer de su pareja, en realidad pueden crear una experiencia sexual más positiva para ambos, lo que, paradójicamente, acerca a la pareja”, recoge el artículo.

Fingirlo también puede ayudar a disfrutarlo. En sus observaciones, el doctor Lehmiller ha encontrado que algunas personas que fingen orgasmos lo disfrutan. Algunas anatomías dificultan un poco más la consecución del clímax, por lo que otro tipo de estimulación como la auditiva puede facilitar el disfrute, aún cuando el orgasmo no sea del todo real.

Evitar la ansiedad en la pareja. Si tu pareja no consigue el orgasmo es muy probable que te preocupes por tu propio desempeño en la cama. En una sociedad donde el orgasmo está cargado por valores, a menudo se minimiza la experiencia que ocurre alrededor. Explicar a tu pareja que el orgasmo no lo es todo cuando no lo tienes puedes ser emocionalmente desgastante para ti y para la otra persona, así que tienes la opción de, simplemente, fingirlo.

Sin embargo, la comunicación en pareja es fundamental para mejorar su relación y entenderse en la intimidad, especialmente cuando existe amor. Lo más importante para ambos será entender que la felicidad en la intimidad es un camino marcado por el placer, no sólo por el orgasmo, y que una manera de experimentarla es despojándose de prejuicios, ansiedad, expectativas o vergüenza.