Cómo eran las vacunas que intentaron batir la pandemia de Gripe de 1918

La pandemia de gripe de 1918 afectó a más de 500  millones de personas en todo el mundo. Para ese entonces, las vacunas que se desarrollaban no pasaban por una prueba de testeo, como se hace con la vacuna contra el Covid-19.

Cómo eran las vacunas que intentaron batir la pandemia de Gripe de 1918
Fue hasta finales de la década de 1930, cuando se descubrió que las gripes las producen virus y no bacterias
Foto: Shutterstock

La gripe de 1918 afectó a millones de personas en todo el mundo, dejando al final de la misma, unos 500 millones de personas infectadas. Las vacunas que se crearon no fueron tan efectivas por diversas razones, a diferencia de la vacuna contra el Covid-19.

¿Hubo vacunas durante la gripe de 1918?

Un factor a tener en cuenta es que, durante esta pandemia no se desarrolló ninguna vacuna, o al menos una que fuera efectiva. Esto se debió a que se creía que la infección era por causa de una bacteria y no de un virus, como ya se sabe.

Las vacunas que se desarrollaron no pasaron por un procedimiento de prueba y eficacia, y se ponía sin saber si en realidad eran efectivas. De hecho, en todo Estados Unidos doctores e investigadores creían que habían encontrado la respuesta para combatir aquella pandemia.

gripe española
A pesar de que se se crearon varias vacunas para combatir aquella pandemia, ninguna fue efectiva. Foto: Shutterstock

De acuerdo con un artículo publicado en Burlington Free Press, una vacuna desarrollada en Massachusetts habría sido distribuida por todo el estado. Esta requería de 3 dosis que se debía colocar en 3 días continuos, y se dijo que tenía efectos secundarios.

Sin embargo, no hubo consenso sobre la efectividad de estas vacunas, y a pesar de los esfuerzos, las que se crearon no fueron efectivas ya que los científicos pensaban que se trataba de una bacteria, y no de un virus.

Vacunas contra la gripe

Entonces se puede decir que durante la pandemia de gripe de 1918 no existió una vacuna, o al menos una que fuera efectiva. No fue sino hasta finales de la década de 1930 que logró identificarse que la gripe era de origen viral y no bacteriano.

Fue a partir de 1940 cuando se comenzaron a desarrollar las vacunas contra la gripe. De esta forma se ha podido contener los problemas causados por la influenza. Sin embargo, hay que tener en cuenta que aparecen procesos virales que se pueden escapar de control.

Es el caso de la nueva pandemia de coronavirus. Aunque pueden existir similitudes entre una pandemia y otra, con unos cien años de diferencia, en la actualidad ya es posible contar con una vacuna contra el Covid-19.

Es cierto que no se ha llegado al final de la actual pandemia, sin embargo, mantener las medidas de prevención y contar con una vacuna efectiva da esperanzas de que la situación vaya mejorando poco a poco.

Las vacunas actuales tienen un 95% de eficacia, como el caso de la Pfizer. Producir estas vacunas ha sido todo un logro teniendo en cuenta que para desarrollarlas deben transcurrir unos 10 años.

Un factor clave es el avance tecnológico y el conocimiento acumulado sobre las enfermedades.

Al principio de la actual pandemia se conocía muy poco sobre el actual Coronavirus, pero el conocimiento adquirido ha demostrado que hay que mantener el distanciamiento social, el uso de mascarillas y el lavado de manos, y cuando sea el momento, recibir la dosis de vacuna correspondiente.

También te puede interesar:

¿Qué comer y beber durante el proceso de vacunación Covid 19? Esto es lo que dicen los expertos

Las vacunas contra el COVID-19 y los niños