Gran jurado federal en Puerto Rico acusa formalmente a Félix Verdejo y a compinche por asesinato de Keishla Rodríguez

Por el asesinato de la joven embarazada, el boxeador y su cómplice enfrentarán un cargo por robo de auto con resultado de muerte; un cargo de secuestro con resultado de muerte; y un cargo por matar a un niño por nacer

Gran jurado federal en Puerto Rico acusa formalmente a Félix Verdejo y a compinche por asesinato de Keishla Rodríguez
Félix Verdejo cuando todavía era considerado "El Diamante" boricua en la industria del boxeo.
Foto: Mike Stobe / Getty Images

PUERTO RICO – Un gran jurado federal emitió hoy, jueves, una acusación formal contra Félix Verdejo Sánchez y Luis Antonio Cádiz Martínez por actos que llevaron al asesinato de Keishla Rodríguez Ortiz, anunció el fiscal federal W. Stephen Muldrow.

Verdejo Sánchez y Cádiz Martínez enfrentan un cargo por robo de auto con resultado de muerte; un cargo de secuestro con resultado de muerte; y un cargo por matar a un niño por nacer.

Además, el boxeador puertorriqueño enfrenta un cargo por usar y portar un arma de fuego durante y en relación con un delito de violencia.

La acusación incluye un aviso de hallazgos especiales sobre hechos y factores relevantes que hacen que el caso sea elegible para la pena de muerte.

Estos son: que cada imputado mató intencionalmente a la víctima (Keishla Rodríguez Ortiz); que cada acusado cometió el delito de una manera especialmente atroz, cruel o depravada, ya que implicó un abuso físico grave a la víctima; y que cada acusado cometió el delito después de una planificación y premeditación sustanciales para causar la muerte de la víctima.

Verdejo habría prometido pagar a cómplice por asesinar a Keishla

Además, que Verdejo Sánchez consiguió la comisión del delito mediante el pago o promesa de pago de cualquier cosa de valor pecuniario y que Cádiz Martínez cometió el delito como contraprestación por el recibo, o en espera del recibo, de algo de valor pecuniario.

El caso está siendo procesado por el fiscal federal Jonathan Gottfried, jefe de la Sección de Crímenes Violentos y Seguridad Nacional de la Fiscalía federal, y la fiscal federal Jeanette Collazo.

Las penas legales por violaciones de los estatutos de secuestro y robo de vehículos incluyen cadena perpetua o pena de muerte. Mientras, incluye cadena perpetua el asesinato intencional de un niño por nacer.

Verdejo Sánchez también enfrenta una sentencia de cadena perpetua por la violación de arma de fuego, la cual debe imponerse consecutivamente a cualquier otro delito relacionado con la condena.

“Keishla Rodríguez Ortiz fue separada de una familia que la amaba. A ella y a su hijo se les negó el derecho más fundamental a la vida, y la alegría de saber cómo pudo haber sido esa vida”, dijo Muldrow en declaraciones escritas a la prensa.

“Esperamos que este proceso brinde algo de consuelo a la familia de Keishla. Este caso también subraya el mensaje de cooperación con las fuerzas del orden público que he estado repitiendo a la comunidad: si tiene conocimiento de actividad delictiva, incluso si participa en esa actividad, haga lo correcto y preséntese ante las autoridades. Los fiscales y los organismos encargados de hacer cumplir la ley que han trabajado incansablemente y que continúan ayudando en la investigación en curso de este caso, son dignos de elogio”, añadió.

Te puede interesar: