Biden enfrenta complicaciones para lograr consenso con republicanos sobre nuevo paquete económico

El presidente logra diálogo con líderes del Partido Republicano en el Congreso, quienes rechazan cualquier incremento de impuestos a los más ricos; los demócratas expresan optimismo

Biden enfrenta complicaciones para lograr consenso con republicanos sobre nuevo paquete económico
El presidente Biden y la vicepresidenta Harris se reunieron con los llamados "cuatro grandes" del Congreso.
Foto: Doug Mills-Pool / Getty Images

La buena noticia es que los republicanos se sentaron a dialogar con el presidente Joe Biden su nuevo plan económico de $4 billones de dólares dividido en dos proyectos. La mala noticia es que no lograron un consenso.

Al encuentro acudieron los líderes demócratas, Nancy Pelosi (California), presidenta de la Cámara de Representantes, y Chuck Schumer (Nueva York), líder de la mayoría en el Senado; así como los líderes de la minoría en el Congreso, Mitch McConnell (Kentucky), del Senado, y Kevin McCarthy (California), de la Cámara.

Previo al encuentro, el presidente Biden destacó su interés en generar un diálogo bipartidista.

“Cuando me postulé, dije que no iba a ser un presidente demócrata; iba a ser presidente de todos los estadounidenses”. indicó. “Vamos a ver si podemos llegar a algún consenso sobre un compromiso para seguir adelante”.

Agregó que se hablaría de su proyecto de infraestructura, establecido en el Plan de Empleos Estadounidense, de $2.25 billones de dólares. Al encuentro también asistió la vicepresidenta Kamala Harris.

“Hablaremos mucho sobre la infraestructura, para ver si hay alguna forma de llegar a un compromiso que haga el trabajo… y esté dentro de los límites de que todos estén de acuerdo”, indicó.

El resultado del encuentro no fue tan positivo, como McConnell dejó entrever al salir de la reunión y destacar que los republicanos están claros de los planes que no apoyarán, como la intención de incrementar los impuestos corporativos.

“No estamos interesados ​​en reabrir la ley de impuestos de 2017. Ambos lo dejamos claro con el presidente. Esa es nuestra línea roja”, dijo McConnell.

McCarthy agregó que hay oportunidad de trabajar juntos en infraestructura, un asunto que estaría por definirse, pero insistió en que los aumentos de impuestos están fuera de discusión por parte de los republicanos.

“Permítanme comenzar con que no estamos interesados, siempre que no se trate de aumentos de impuestos, y al tratar con la infraestructura, empecemos con el concepto de cuál es la definición [de infraestructura]”, dijo.

El plan de Biden aumentaría la tasa impositiva corporativa al 28 por ciento, además de establecer un impuesto global mínimo. La reforma de 2017 redujo la tasa impositiva corporativa del 35 por ciento al 21 por ciento.

El impuesto directo a las familias es para aquellos hogares que ingresan más de $400,000 dólares anuales, que se estima es menos del dos por ciento.

Los demócratas se mostraron más optimistas, incluso la presidenta de la Cámara dijo que para el 4 de julio, cuando se espera que el país vuelva a cierta normalidad por la pandemia de COVID-19, habría resultados de los planes del presidente Biden.

“El presidente tiene su visión”, dijo Pelosi. “El Congreso hará su voluntad. En cualquier caso, me sentí optimista acerca de nuestra capacidad para aprobar un proyecto de ley de este tipo y [estoy] más optimista ahora acerca de poder hacerlo de manera bipartidista”.

Schumer reconoció que hay un debate por delante, pero hay una ventana para lograr algún acuerdo.

“[Se] exploraría los lugares en los que podríamos ponernos de acuerdo y llegar a un acuerdo bipartidista”, defendió.

El presidente Biden impulsa también el Plan para Familias Estadounidenses, que contempla $1.8 billones de dólares para distintos programas fiscales, siendo el Crédito Fiscal por Hijo el plan “estrella”, ya que buscaría reducir la pobreza infantil a la mitad al extender el beneficio al 2025.