Martiza Rodríguez con su familia vive en Israel el terror de la guerra

"Este país le pude enseñar a mis hijos altos niveles de educación, de Torá y de amor por Israel"

Martiza Rodríguez con su familia vive en Israel el terror de la guerra
Maritza Rodríguez ahora se llama Sarah Mintz.
Foto: Mezcalent / Mezcalent

Maritza Rodríguez con su familia vive en Israel el terror de la guerra… Unos días antes que comenzara el intercambio de misiles entre los israelíes y palestinos de Hamás, los Mintz se fueron a tierra santa en busca de un futuro diferente, sin imaginar que el sueño se convertiría en una pesadilla.

Hace poco más de un mes, la actriz colombiana que cambió radicalmente su vida cuando decidió convertirse a la religión judía, dedicarse a la familia y cambiar de nombre al de Sarah Mintz, se mudó con sus hijos y su esposo a Israel.

Esta decisión familiar se tomó basada en el gran sueño de su esposo, Joshua Mintz, ejecutivo de comunicaciones, quien ha pasado por todas las televisoras tanto de México, como Estados Unidos, y ha sido la mente en el éxito de ‘La Reina del Sur’, ‘El Señor de los Cielos, entre muchos otros.

“Se juntó todo, el sueño de mi esposo y el sueño de que mis hijos crezcan en un lugar donde puedan crecer libres como judíos. Este país le pude enseñar a mis hijos altos niveles de educación, de Torá y de amor por Israel”, explicó Maritza en un video que compartió a poco de mudarse.

Lo que no imaginó la actriz colombiana es que ese sueño se convertiría en pocos días en una pesadilla, y aunque ella siempre intenta buscarle el lado positivo a todo, incluso algo que vemos en las largas charlas de motivación que da en las redes, hoy le ha tenido que enseñar a sus hijos cómo cuidarse, cómo protegerse cuando escuchan las sirenas de alerta de bombardeo y por qué suceden este tipo de cosas.

Rezar aquí es tan importante para mí, es algo como retornar a la tierra de Israel, es un ascenso del alma. Solo estar acá, solo ser acá es, en términos espirituales, es trascender”, explicó la señora Mintz.

Esta no es la primera vez que Maritza vive en Israel, hace unos años se mudó 6 meses para convertirse a la religión judía. Tanto en aquel momento como ahora, confesó que no es buena para el idioma, ni siquiera para el inglés, pero que sabe cómo defenderse.

En el caso de sus hijos y de su esposo, ellos sí hablan hebreo por lo cual, sin ninguna duda serán de gran ayuda, ya sea para lo básico como para enseñarle a la mujer de la casa.

Pese a todo lo que está viviendo la familia Mintz, y la inseguridad en la que se encuentran en este momento, no estarían pensando en volver al continente americano, seguirían adelante con el sueño de vivir en familia donde están las raíces de Joshua y sus hijos, y también la de ella por elección.

MIRA AQUÍ LO QUE RELATA SARAH MINTIZ: