Cómo beneficia comer alcachofas para bajar de peso y depurar el organismo

Las alcachofas son uno de los vegetales básicos para acelerar la pérdida de peso y por lo tanto una adición dietética fundamental en toda pauta enfocada en el adelgazamiento. Son un tesoro nutricional, de muy bajo aporte calórico, de inmenso potencial diurético, ricas en fibra e ideales para digerir las grasas y eliminarlas más efectivamente del organismo

Las alcachofas son ricas en vitamina A y C, que les confieren un gran poder antioxidante y antiinflamatorio. Además contienen inulina, el compuesto perfecto para bajar de peso, gracias a sus propiedades laxantes y depurativas.
Las alcachofas son ricas en vitamina A y C, que les confieren un gran poder antioxidante y antiinflamatorio. Además contienen inulina, el compuesto perfecto para bajar de peso, gracias a sus propiedades laxantes y depurativas.
Foto: Shutterstock

Todos queremos estar en la mejor forma posible, sobre todo con la llegada del verano. Lo cierto es que en muchas ocasiones bajar de peso no es una tarea sencilla, es bien sabido que existen varios factores que influyen en obtener buenos y sostenibles resultados. Sin lugar a dudas el aspecto más importante es la alimentación, es por ello que uno de los temas más candentes del momento es apostar por elegir los mejores productos para estimular el metabolismo, quemar calorías y bajar de peso. Uno de los más populares de los últimos tiempos es la alcachofa, considerada una de las mejores alternativas de vegetales para bajar de peso: son muy bajo en calorías, con un inmenso aporte en nutrientes y de grandes propiedades.

Lo cierto es que la alcachofa aporta numerosos beneficios que intervienen en el buen funcionamiento del organismo, en gran parte por sus compuestos activos únicos que se asocian con grandes bondades curativas y adelgazantes. Entre los componentes más destacados de la alcachofa se encuentra la inulina, un carbohidrato que se metaboliza muy lentamente en el organismo, por lo tanto las vuelve un alimento muy adecuado para las personas que sufren diabetes. Lo cual se combina a la perfección con su contenido en fibra, y por lo tanto es un gran aliado para regular los altos niveles de glucosa y colesterol, además se asocia con grandes beneficios para combatir el estreñimiento.

Otro beneficio de la alcachofa es que contiene cinarina, una sustancia que estimula la secreción de bilis. De esta forma, es el aliado nutricional perfecto para favorecer la digestión de las grasas y prevenir la retención de líquidos con efecto diurético. De hecho una de sus más grandes cualidades se relaciona con su poder depurativo, que también facilita la eliminación de grasas, sodio y sales retenidas en el organismo, con ello se acelera y se hace mucho más ágil el proceso de adelgazamiento. Su aporte calórico es muy bajo, tiene menos del 1% de grasa: aporta solo 22 calorías por cada 100 gramos. Por tanto, el efecto adelgazante de la alcachofa se debe a tres factores: su bajo nivel calórico, su efecto diurético y su capacidad para digerir las grasas y eliminarlas.

También las alcachofas son el aliado perfecto para favorecer el funcionamiento hepático, renal y digestivo, ya que actúa como depuradora y regeneradora del intestino, hígado y riñones. Otro aspecto que influye directamente es su contenido en cinarina y la luteolina, un flavonoide presente en muchas plantas verdes y amarillas, que le confieren a la alcachofa un claro efecto hepatoprotector. La inulina, ejerce una poderosa acción diurética y laxante, al estimular la motilidad intestinal y con ello aumenta la producción de orina y promueve la limpieza de todo el organismo. Por último y no menos importante su contenido en vitaminas A y C, le confiere un destacado efecto antioxidante y antiinflamatorio.

¿Cómo consumir la alcachofa para bajar de peso?

Si bien la alcachofa es una hortaliza fresca ideal para complementar todo tipo de platillos de verano, como sopas, ensaladas, ceviches, pastas y por sí solas son el mejor aperitivo. Sin embargo una de las opciones más populares y efectivas para bajar de peso es consumir agua de alcachofa tres veces al día. Si bien no es un remedio mágico, debido a la concentración de nutrientes que se acumulan en el agua, es considerada un buen complemento para bajar de peso. De tal modo que se recomienda consumirla durante 10 días al mes, durante al menos 3 meses, con el objetivo de ir depurando de forma gradual al organismo y claro promover el adelgazamiento. Es importante complementar su consumo con una dieta equilibrada, baja en calorías y basada en la ingesta de abundantes frutas, verduras, cereales integrales, semillas, frutos secos y en general libre de procesados.

Lo mejor de todo es que elaborarla es muy sencillo: necesitarás dos alcachofas frescas y bien verdes, deberás cortarlas en dos mitades y retirar los tallos. En una olla mediana con un litro y medio de agua hirviendo, añade las alcachofas, baja el fuego y permite su cocción hasta que se vuelvan suaves. Posteriormente retira las piezas de alcachofa y permite que el agua de cocción se enfríe, vierte en una jarra y consume tres veces al día, de preferencia minutos después de las comidas principales, ya que favorece la digestión, es diurético y ayuda a procesar las grasa. No olvides aprovechar las alcachofas con una rica vinagreta casera, son un plato sano, ligero y delicioso.

El litro y medio de agua de alcachofa es la dosis para un día. Por lo tanto deberás elaborar el agua todos los días, conserva en refrigeración y si lo deseas agrega jugo de limón y hojitas de menta. Su sabor será mejor y también aporta beneficios adicionales.

Otra opción más sencilla, rápida o inclusive para algunos más agradable, es consumir la alcachofa como suplemento alimenticio. Lo mejor de todo es que hoy en día existen diferentes formatos en todas las tiendas naturistas, como son las cápsulas, comprimidos o incluso en forma de bolsitas de té para infusionar. Estos complementos alimenticios utilizan extractos de raíces de las hojas de las alcachofas; de donde se obtienen los nutrientes más importantes destinados a la pérdida de peso. Ahora ya lo sabes el primer paso para garantizar el éxito en la pérdida de peso, es limpiar y depurar el organismo y las alcachofas son simplemente al aliado perfecto. Gracias a su poder desintoxicante, el metabolismo se acelera y bajaremos de peso más rápido, y sobre todo con mucha salud.

Te puede interesar: