Activistas acompañan a inmigrantes a “citas de control” con ICE ante posible deportación

Hay casi tres millones de indocumentados que deben asistir a la agencia migratoria, pero a veces los oficiales pueden evaluar negativamente un mínimo cambio en las vidas de estas personas

Las citas de control en ICE pueden convertirse en una pesadilla para inmigrantes.
Las citas de control en ICE pueden convertirse en una pesadilla para inmigrantes.
Foto: John Moore / Getty Images

Cerca de tres millones de inmigrantes deben acudir regularmente a las oficinas de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para la actualización de sus casos, pero la mayoría teme a una “detención sorpresa”, que se convirtió en una constante durante el gobierno de Donald Trump.

En algunos estados, miembros de organizaciones civiles acompañan a los inmigrantes indocumentados a sus citas con ICE, a fin de reducir el miedo, evaluar sus casos y ayudarles a navegar por el proceso, para evitar una detención.

En Iowa, por ejemplo, la Casa de Trabajadores Católicos de Iowa City recibe llamadas constantes de personas que piden ser acompañadas a las también llamadas “citas de control”.

Paul Lee, Audrey Keith y Bill McCoy son parte del grupo y esta semana acompañaron a unas cuatro familias a sus reuniones, para asegurarse que volvieran a casa.

“Al ver la reacción, creo que realmente muestra lo temerosos que están”, dijo Lee al canal local KCRG de ABC News.

Los controles de rutina son para revisar el papeleo, verificar información como direcciones y también reportar cualquier cambio desde la última reunión con oficiales de ICE.

“La preocupación es lo que han escuchado que ha estado sucediendo en estos registros para algunos inmigrantes que están en los EE.UU. como indocumentados: informes de que fueron deportados”, indica la televisora.

Keith dijo que tienen varios reportes de gente que, por una u otra razón, termina siendo detenida durante sus citas, lo cual ocurre en todo el país, incluso con activistas, como fue el caso de Claudio Rojas, quien fue deportado durante la era de Trump.

Entre los grupos que apoyan a estos inmigrantes se encuentran Defensores de la Justicia Social y la Red de Acción Comunitaria del Corredor.

En cada entidad hay organizaciones que pueden orientar a los inmigrantes sobre sus citas, sobre todo si cometieron alguna falta civil o penal o tienen temor creíble de que sus casos puedan complicarse.

Durante la Administración Trump se reportaron deportaciones procesadas de esta forma, ya que ICE utilizaba la cita como “una trampa” para detener a indocumentados, incluso hubo casos en la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) que utilizaron las entrevistas de “green card” para detener a los inmigrantes, lo cual fue llevado a tribunales.

Se recomienda a los inmigrantes que tienen citas regulares con ICE no dejar de acudir a ellas, pues pueden complicar sus casos migratorios, pero si tienen temor de deportación, por cualquier razón, lo mejor es pedir asesoría legal.