Misterio aclarado: identifican cráneo parcial de ballena en playa de Nueva Jersey

Antes de que fuera identificado oficialmente, los funcionarios ambientales habían pedido a los seguidores en las redes sociales que adivinaran qué podría ser

El peso de la ballena muerta equivale al de casi 800 personas.
El peso de la ballena muerta equivale al de casi 800 personas.
Foto: FRED TANNEAU/AFP / Getty Images

Las autoridades de Nueva Jersey han identificado un misterioso cráneo parcial de un gran mamífero que apareció en una playa en Berkeley Township el pasado lunes, Memorial Day.

Island Beach State Park publicó en su cuenta en Facebook fotos del descubrimiento inesperado. “Nunca se sabe lo que se va a encontrar en la playa después de una tormenta”, escribieron, en referencia al mal clima que hubo durante el fin de semana largo.

Hoy, el Departamento de Protección Ambiental de Nueva Jersey (NJDEP) identificó los huesos como la mandíbula inferior y el cráneo de una ballena Minke. No está clara su edad ni el tiempo ni causa de su muerte.

Antes de que fuera identificado oficialmente, los funcionarios del parque playero habían pedido a los seguidores en las redes sociales que adivinaran qué podría ser.

Un usuario sugirió que podría ser parte de un pequeño cráneo de cetáceo jorobado, mientras que otro dijo que podría ser el de una ballena barbada. Pero algunos optaron por hacer bromas: “¡Ahí es donde se fue mi cabeza de pterodáctilo!”, ironizó otro comentarista, citó Pix11.

En lo que se ha llamado “un milagro” de ecología acuática, en la última década los científicos han notado un resurgimiento de la actividad y presencia de mamíferos marinos alrededor de NYC y Nueva Jersey, con reportes de ballenas jorobadas, delfines e incluso focas.

Así, la empresa de barcos Seastreak decidió lanzar este año cruceros de observación de ballenas en sus transbordadores de alta velocidad, partiendo directamente desde Manhattan, aprovechando una “primera temporada exitosa” que completaron desde Nueva Jersey y que aún se mantiene.

“La abundancia de vida en estas aguas es realmente un testimonio de los años de esfuerzo de los grupos ambientalistas para restaurar el ecosistema”, alabó en abril Abby VanHemmen, gerente del programa de observación de ballenas de Seastreak. “Hace unos años, los viajes de observación de ballenas en esta área no hubieran sido posibles”.

Ciertamente “la marea está comenzando a cambiar”, como dice el portal del paseo. “La caza comercial de ballenas a lo largo de la costa este de EE.UU. en el siglo XIX y principios del XX tuvo impactos drásticos en las poblaciones. La contaminación y la pesca no reglamentada tampoco ayudaron”. Pero “los esfuerzos continuos e incansables de los grupos ambientalistas están comenzando a dar resultados. ¡El agua se está volviendo más saludable, la cadena alimentaria se está restaurando y las ballenas están regresando!”.