Senador Joe Manchin se vuelve “dolor de cabeza” para demócratas al negarse apoyar ley de derecho al voto

El demócrata de West Virginia complica al líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, la votación de la reforma, programada para el 21 de junio

El senador demócrata Joe Manchin.
El senador demócrata Joe Manchin.
Foto: LEIGH VOGEL / AFP / Getty Images

El senador Joe Manchin (West Virginia) es considerado el demócrata de “mayor poder” en el Senado, debido a que puede inclinar la balanza hacia uno u otro lado en decisiones clave para la agenda de su partido.

De hecho, Manchin ya ha metido en problemas a sus colegas en otras ocasiones, como cuando se discutía el Plan de Rescate Estadounidense (ARP) y condicionó varios aspectos, incluida la elegibilidad para el cheque de estímulo.

Ahora dice que no votará por la mayor reforma de la ley electoral estadounidense, la cual es apoyada por la Casa Blanca.

“La votación y la reforma electoral que se hace de manera partidista garantizarán que las divisiones partidistas continúen profundizándose”, escribió el senador Manchin en el Charleston Gazette-Mail  que se titula justamente “¿Por qué voy a votar en contra de la Ley del Pueblo (The People Act)?”.

El proyecto demócrata restringiría la manipulación partidista de los distritos del Congreso, eliminaría los obstáculos al voto y aportaría transparencia en la financiación de campañas, incluso pediría a los estados ofrecer 15 días de votación anticipada y permitir el voto por ausencia sin excusa.

Con esta ley, los demócratas buscan detener las legislaciones estatales de gobiernos republicanos que buscan restringir el voto, lo que impactaría a comunidades afroamericanas y latinas, según distintos reportes.

Manchin considera que los republicanos deben sumarse a una reforma electoral, no excluirlos, porque eso dividiría más al país, pero no establece una ruta de unidad ni cómo detener las normas que bloquean el derecho al voto.

“El debate de hoy sobre la mejor manera de proteger nuestro derecho al voto y la celebración de elecciones no se trata de encontrar un terreno común, sino de buscar una ventaja partidista”, afirmó. “Ya sean leyes estatales que buscan restringir innecesariamente el voto o políticos que ignoran la necesidad de asegurar nuestras elecciones, la formulación de políticas partidistas no infundirá confianza en nuestra democracia, la destruirá”.

El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer (Nueva York), planea someter a votación la ley el 21 de junio, pero sin el apoyo de Manchin los demócratas no irán a ningún lado.