Fijan meta de 70% vacunados para retomar total normalidad en Nueva York, pero latinos y negros son los más difíciles de convencer

En NYC, 63.6% de los adultos ha recibido al menos una vacuna, pero los hispanos y negros se ubican en 48% y 36%, aunque fueron los grupos más afectadas por los contagios y las secuelas de desempleo

Fijan meta de 70% vacunados para retomar total normalidad en Nueva York, pero latinos y negros son los más difíciles de convencer
Registro de vacunación coronavirus.
Foto: JESÚS EDUARDO CORREA / Cortesía

Nueva York no volverá a “la normalidad” hasta que siquiera 70% de la población estatal se haya vacunado contra el coronavirus al menos una vez, meta que luce aún lejana, especialmente entre hispanos y negros, según las últimas estadísticas.

El gobernador Andrew Cuomo prometió ayer que levantará “prácticamente todas” las restricciones relacionadas con COVID-19 una vez que el 70% de los residentes del estado hayan recibido al menos una dosis. Se refiere a los requisitos de usar mascarillas, las reglas de distanciamiento físico, los protocolos de higiene, los exámenes de salud y los límites de capacidad.

Actualmente más de dos tercios (68.6%) de los adultos de Nueva York han recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19, dijo Cuomo ayer, citando datos federales de los Centros de Control de Enfermedades (CDC). Pero otras fuentes muestran cifras más bajas, incluso de su propia gobernación: el portal del estado indica una tasa de vacunación de 47.3 y 54.7% de la población total, según la persona haya completado dos o una dosis.

Específicamente en los cinco condados de NYC, en promedio 63.6% de los adultos ha recibido al menos una inyección y 55.5% ha completado su proceso, según datos de la ciudad. Manhattan lleva la delantera con 72% vacunados, mientras en El Bronx y Brooklyn la cifras bajan a 55 y 58%.

Los adultos asiáticos e isleños del Pacífico son el grupo demográfico más vacunado de la ciudad: 78% de los adultos han recibido al menos una dosis. En contraste y a pesar de los muchos incentivos, 53% de los residentes blancos, 48% de los neoyorquinos latinos y sólo 36% de los negros han recibido al menos una dosis anti coronavirus, aunque las personas de color y menos ingresos fueron las más afectadas por los contagios y las secuelas de desempleo.

“La luz al final del túnel es para eliminar las restricciones restantes de COVID, ¿verdad? Llegar a un punto en el que COVID no inhiba a nuestra sociedad, no inhiba nuestro crecimiento”, se preguntó Cuomo retóricamente a sí mismo. “Cuando lleguemos al 70%, entonces me siento cómodo diciendo a la gente de este estado que podemos relajar prácticamente todas las restricciones”.

Cuomo agregó que planea “apuntar” a los códigos postales con las tasas de vacunación más bajas para aumentar el número de residentes inmunizados allí. Los datos de los CDC incluyen vacunas administradas por el gobierno regional y federal, destacó New York Post.

A nivel nacional, el presidente Joe Biden también quiere que para el feriado nacional del 4 de julio el 70% de los adultos en EE.UU. estén completamente vacunados contra COVID-19, pero todavía faltan 18 millones de personas para lograr esa meta, mientras menos gente está acudiendo a recibir la inmunización.