Cómo avanza el debate por un posible cuarto cheque de estímulo

Petición para más ayuda directa a los estadounidenses suma más de 2.3 millones de firmas, pero el Congreso está enfocado en el paquete económico de $4 billones de dólares de la Administración Biden

Cómo avanza el debate por un posible cuarto cheque de estímulo
Un cuarto cheque de estímulo es una opción poco viable hasta el momento.
Foto: Jeff Fusco / Getty Images

Un comentario reciente del senador Bernie Sanders (Vermont) y el aumento de firmas a una petición de ayuda económica mensual de $2,000 dólares han mantenido vivo el debate público por un cuarto cheque de estímulo directo a los estadounidenses, pero el escenario es complicado para un proyecto de este tipo.

La petición en Change.org iniciada por Stephanie Bonie, una restaurantera en Denver, Colorado, ya suma más de 2.3 millones de firmas para que el Congreso apruebe apoyo mensual a las familias, para enfrentar la crisis por COVID-19.

Sin embargo, en el Congreso no se reporta un proyecto específico que envíe ayuda mensual por persona, mucho menos una nueva ronda de apoyo similar a los $1,400 dólares del Plan de Rescate Estadounidense (ARP).

Uno de los impulsores de más ayuda es el senador Sanders, quien a inicios de mes volvió a retomar la importancia de los cheques de estímulo, ya que considera que controbuyeron a bajar la inestabilibad financiera en un 43%, la falta de alimentos en 42% y la ansiedad y depresión en un 20%.

Sí. El Gobierno puede y debería continuar atendiendo las necesidadesd de la clase trabajadora, no solamente del 1%“, dijo Sanders.

La Casa Blanca no se ha pronunciado por el apoyo a una ayuda económica extra, pero los funcionarios han intentado evadir más preguntas al respecto con señalar que la administración del presidente Joe Biden está “abierta” a las propuestas.

“(El presidente Biden) está feliz de escuchar una variedad de ideas sobre qué sería más efectivo y qué es más importante para el avance de la economía”, dijo este mes la portavoz Jen Psaki. “Pero también ha propuesto lo que cree que será lo más eficaz a corto plazo para que las personas vuelvan a trabajar, para superar este periodo crucial y también para hacernos más competitivos a largo plazo”.

Previamente señaló que aunque haya una propuesta del Congreso, esos cheques de ayuda “no son gratis”, en referencia al costo que representarían para las finanzas.

El tema se diluye a medida que se acerca la fecha para distribuir el Crédito Fiscal por Hijo, pues el 15 de julio las familias podrán recibir hasta $3,600 por menor de seis años, y hasta $3,000 por niños entre 6 y 17 años.

El presidente Biden no ha respondido a peticiones de más de 80 congresistas, incluidas cartas de representantes y senadores demócratas, que consideran viable incluso un quinto cheque para las familias más pobres.

La actual prioridad del líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (Nueva York), es la aprobación del paquete económico de $4 billones de dólares del presidente Biden, que incluye un proyecto de infraestructura y ayuda a familias, pero enfocada a los niños. Las divisiones en la bancada han complicado incluso la aplicación del proceso de Reconciliación, ante el rechazo de republicanos a la propuesta del mandatario.

¿Es necesario más ayuda?

Aunque la economía avanza, la “reapertura oficial” del país está marcada para el 4 de julio, cuando se espera que el 70 por ciento de los adultos estén vacunados, lo que permitiría reducir las restricciones en todo tipo de negocios.

Expertos de distintos centros de estudios económicos y finacieros consideran que la ayuda directa a familias ha sido fundamental para apuntalar la economía del país durante la pandemia, pero también ha ayudado a reducir la pobreza y mantener ayuda directa podría aumentar ese impacto.

El Urban Institute estimó que otro pago de estímulo podría reducir la pobreza en al menos un 6.4 por ciento en 2021.

“Los pagos directos en efectivo son una herramienta esencial que impulsará la seguridad económica, impulsará el gasto de los consumidores, acelerará la recuperación y promoverá la certeza en todos los niveles del gobierno y la economía, durante el tiempo que sea necesario”, consideraron expertos sobre ayudas continuas.

El Tax Policy Center sugiere dos cheques de estímulo adicionales, pero enfocados a las personas de bajos recursos, lo que ayudaría a sacar de la pobreza a 28 millones de personas.