Colesterol alto: 5 poderosas bebidas ricas en antioxidantes para disminuirlo

El colesterol alto es uno de los principales enemigos de la salud cardiovascular y es causa directa de diversas enfermedades cardíacas. Descubre cuáles son las mejores bebidas ricas en antioxidantes y fibra, que serán el mejor aliado para alcanzar niveles de colesterol más saludables

Colesterol alto: 5 poderosas bebidas ricas en antioxidantes para disminuirlo
Entre las mejores recomendaciones se encuentran las bebidas de avena, soja, el jugo de tomate, los licuados de bayas y el té verde.
Foto: Nutriciously on Unsplash / Unsplash

El colesterol alto es una de los enemigos de salud silenciosos más recurrentes en la sociedad moderna y es causa directa de graves problemas relacionados con la salud cardiovascular. El colesterol es una sustancia cerosa que el cuerpo usa para producir células y hormonas, existen dos tipos: las lipoproteínas de alta densidad (HDL) y las lipoproteínas de baja densidad (LDL). El problema es cuando los niveles de colesterol no son saludables, ya que se acumulan en las paredes de las arterias y con ello aumenta el riesgo de derrames cerebrales o ataques cardíacos.

No es ningún secreto decir que una de las medidas de prevención más importante son aspectos como el estilo de vida y la calidad de la alimentación. Es por ello que cada día son más relevantes las recomendaciones dietéticas, que son consideradas una de las más poderosas herramientas para disminuir los altos niveles de colesterol y el riesgo de enfermedades cardíacas. En artículos anteriores nos hemos enfocado en los mejores y peores alimentos que influyen directamente en el colesterol, por lo tanto el día de hoy nos enfocaremos en aquellas bebidas que gracias a sus poderosos antioxidantes y compuestos activos serán un gran aliado para aquellas personas que desean alcanzar niveles de colesterol más saludables.

1. Té verde

El té verde es considerado la bebida más saludable del planeta, lo cual se relaciona con su impresionante densidad en nutrientes. De manera específica contiene catequinas y otros compuestos antioxidantes que son de gran ayuda para reducir los niveles de colesterol total y LDL “malo”. Se cuenta con un estudio bastante relevante, en el cual científicos dieron a las ratas agua para beber infundida con catequinas y galato de epigalocatequina, otro antioxidante beneficioso en el té verde. Después de 56 días, los investigadores notaron que los niveles de colesterol y LDL “malo” se habían reducido en alrededor de un 14,4% y un 30,4% en los dos grupos de ratas con dietas altas en colesterol. Además los antioxidantes del té verde se relacionan con grandes propiedades antiinflamatorias que resultan un magnífico protector cardíaco. Se ha comprobado que el té negro también puede tener un impacto positivo sobre los niveles de colesterol, pero en menor medida que el té verde ¿La razón? La diferencia en las cantidades de catequinas y su contenido en cafeína, el cual también puede ayudar a elevar los niveles de HDL.

Matcha
Té verde./Foto: Pixabay

2. Bebidas de avena

La avena es uno de los alimentos más recomendados y poderosos para regular el colesterol. Además es un superalimento increíblemente rico en nutrientes que se relaciona con grandes beneficios para la salud digestiva, intestinal, mental e inmunológica. La avena contiene betaglucanos, que crean una sustancia gelatinosa en el intestino e interactúan con las sales biliares, reduciendo la absorción de colesterol. De acuerdo con un trabajo de investigación realizado en 2018, las bebidas de avena como la leche de avena, pueden ofrecer una reducción más constante del colesterol que los productos de avena semisólidos o sólidos ¿El secreto? Para obtener el máximo beneficio apuesta por el consumo de 3 gramos por día de beta-glucanos, los investigadores estiman que puede conducir a una reducción del 7% en LDL. Para mayor contexto: una taza de leche de avena puede proporcionar hasta 1,3 gramos de betaglucanos. Como recomendación es importante elegir las variantes de bebidas de avena sin azúcar, ni endulzantes, además revisa que contengan fibra y betaglucanos. 

Leche de avena
Leche de avena. /Foto: Shutterstock

3. Jugo de tomate

Los tomates son un verdadero tesoro nutricional, se relacionan con un alto contenido en unos antioxidantes llamados licopenos, los cuales se asocian con beneficios para mejorar los niveles de lípidos y reducir el colesterol LDL “malo”. Si bien los tomates son una grandiosa adición dietética, se cuenta con investigación en la que se confirma que procesar los tomates en jugo aumenta su contenido en licopenos. Cabe mencionar que además el jugo de tomates es rico en niacina y fibra, dos elementos nutricionales importantes en la reducción del colesterol. Además es una bebida hidratante, rica en vitaminas, minerales y otros antioxidantes, que benefician la salud cardiovascular.

Jugo de tomate.
Jugo de tomate. /Foto: Pixabay

4. Licuados de bayas

Las bayas son un extraordinario grupo de frutas, no en vano son consideradas un superalimento que beneficia la salud en numerosos aspectos. Brillan por su contenido en antioxidantes y fibra, ambos esenciales para reducir los niveles de colesterol. En particular, llama la atención su contenido en antocianinas, un poderoso agente antioxidante que equilibra los niveles de colesterol. Además, las bayas son bajas en calorías y grasas, perfectas para bajar de peso y conservarlo, lo cual es benéfico en el control del colesterol. Una buena recomendación es disfrutarlas en licuados, agrega dos puñados de bayas (aproximadamente 80 gramos), leche de avena o yogurt, y disfruta de una rica colación o bebida de desayuno. Apuesta por integrar fresas, moras, arándanos y frambuesas ¡además es delicioso!

Smoothie de bayas. /Foto: Shutterstock

5. Bebidas de cacao

El cacao es uno de los superalimentos más en tendencia y es que no solo es una verdadera delicia, es un poderoso estimulante de gran poder nutricional. Además es el ingrediente principal del chocolate negro, se destaca por su alto contenido en unos antioxidantes llamados flavonoides que son perfectos para regular el colesterol alto. De hecho se cuenta con un estudio en el cual se comprobó que consumir una bebida de 450 mg que contiene flavonoides de cacao dos veces al día durante 1 mes reduce los niveles de colesterol LDL “malo” y aumenta los niveles de colesterol HDL “bueno”. El cacao contiene altos niveles de ácidos grasos monoinsaturados, que también pueden ayudar a mejorar los niveles de colesterol. Recuerda apostar por bebidas naturales y evitar las opciones comerciales que se destacan por su alto contenido en grasas saturadas y azúcares, además de muy poca cocoa. 

Cocoa caliente. /Foto: Pxhere

Te puede interesar: