Esposo de hispana que olvidó a niña de 2 años en auto en Florida la defiende: “Fue una tragedia, no fue intencional”

La pequeña murió luego de que Juana Pérez Domingo la dejara por unas 7 horas en la camioneta en la que se supone la llevara al cuido

Esposo de hispana que olvidó a niña de 2 años en auto en Florida la defiende: “Fue una tragedia, no fue intencional”
Un juez le impuso una fianza de $50,000 a la mujer; no está claro si la acusada fue liberada.
Foto: TROND H TROSDAHL / AFP / Getty Images

El esposo de Juana Pérez-Domingo, la hispana acusada de dejar olvidada en un auto en Florida a una niña de 2 años que falleció, defendió a su pareja en medio del caso criminal que enfrenta.

“Ella se olvidó o yo no sé, la única que sabe es ella”, indicó Pedro Pérez Domingo a Local 10 News.

“Lo único que ella me dijo fue: ‘Adiós mi amor””, narró el hispano sobre el último intercambio con la mujer que ha sido su pareja por 24 años.

“Fue una tragedia, no fue intencional”

El esposo indicó además que Juana llevaba solo seis meses transportando a niños en Homestead, ciudad en la que residen.

“Fue una tragedia, no fue intencional”, insistió Pedro en declaraciones a la televisora el domingo. “Nosotros realmente no sabemos qué pasó. La ley aquí la está culpando a ella, alegando que fue un asesinato, pero no fue así”, agregó el hispano.

Acusada deberá permanecer bajo arresto domiciliario

El sábado, un juez le impuso una fianza de $50,000 a la mujer y arresto domiciliario ante la preocupación de que represente riesgo de huida.

Por su parte, la madre de la pequeña, que murió tras permanecer unas siete horas en el vehículo de la cuidadora bajo altas temperaturas, dijo a la misma estación tener dudas sobre las circunstancias que culminaron en el fallecimiento.

Entre otras cosas, la mujer cuestionó que Juana no llamara inmediatamente al 911 cuando volvió por la niña. La Policía confirmó que fue la madre quien llamó al sistema de emergencia luego de que Pérez Domingo trasladara a la menor a su casa tras hallarla inconsciente.

De acuerdo con el informe policial, la niñera arribó a la residencia de la pequeña el viernes a eso de las 6:30 a.m. para trasladarla al centro de cuido.

La madre de la niña le pagaba a la mujer $40 a la semana por ese trabajo.

La progenitora notó que la camioneta no contaba con un asiento para niños, pero Juana le indicó que pasaría antes por su casa para conseguir uno.

Documentos judiciales del caso indican que la cuidadora nunca colocó una asiento especial para la menor. Además, la mujer no tenía licencia para conducir.

La acusada enfrenta cargos de homicidio negligente agravado.