La historia del whisky japonés de 25 años de añejamiento con un valor de $2,000

House of Suntory, fabricante de algunos de los whiskies japoneses más queridos y galardonados que existen, han anunciado un lanzamiento reformulado de Yamazaki 25 años. Este especial whisky promete atraer a un público más amplio, a través del equilibrio de notas que provienen de la maduración en diferentes tipos de roble

Este whisky se destaca por su alejamiento con especias de roble español, dulzura de las barricas ex-Bourbon, e incienso y especias orientales de la Mizunara, por nombrar algunos.
Este whisky se destaca por su alejamiento con especias de roble español, dulzura de las barricas ex-Bourbon, e incienso y especias orientales de la Mizunara, por nombrar algunos.
Foto: Pexels

Desde hace algunos años, el whisky japonés ha empezado a crecer en producción y en reputación. Sin embargo en un principio para muchos amantes del whisky era considerado una mala imitación del whisky escocés, hoy en día las cosas han cambiado y se trata de un whisky con estilo propio que si bien es cierto es joven, tiene mucho futuro en la industria. Recientemente una emocionante noticia para los fanáticos del whisky japonés ha salido a la luz: House of Suntory, fabricante de algunos de los whiskies japoneses más queridos y galardonados que existen, han anunciado un lanzamiento nuevo y reformulado de Yamazaki 25 años.

Dirigido por el maestro mezclador de renombre mundial de Suntory, Shinji Fukuyo, el nuevo Yamazaki 25 se aleja de un enfoque típico de cosechas añejadas en barrica de jerez y encuentra su inspiración en un enfoque más variado en diferentes tipos de robles. Esta novedosa creación incluye añejamiento líquido en roble americano, roble español y, para deleite de los aficionados, roble japonés Mizunara.

Si bien los lanzamientos de Yamazaki Sherry Cask de Suntory son algunos de los whiskies japoneses más buscados que existen, la nueva expresión de 25 años probablemente atraerá a un público más amplio, a través del equilibrio de notas que provienen de la maduración en diferentes tipos de roble. Especias del roble español, dulzura de las barricas ex-Bourbon, e incienso y especias orientales de la Mizunara, por nombrar algunos. Como cada gota de la botella debe tener al menos 25 años de edad, cada tipo de roble debe tener la oportunidad de brillar.

De acuerdo con declaraciones de Fukuyo, el maestro mezclador:”Mi inspiración para Yamazaki 25 fue la declaración de Yamazaki 1984 que recibió el máximo reconocimiento del Espíritu Campeón Supremo en el International Spirits Challenge en 2010“. Adicionalmente declaró que decidieron volver a los whiskies de componentes clave de Yamazaki, se dieron a la tarea de presentar deliberadamente la profundidad y la naturaleza profunda del notable roble japonés Mizunara. Porque en su meticuloso equilibrio con el roble americano y español, se acentúa el perfil de sabor multicapa y el aroma complejo característicos de Yamazaki.

Para aquellos que no estén familiarizados, el Yamazaki 1984 es otra expresión galardonada de la destilería, que se vende hoy por más de US $10,000 en subastas. Como se mencionó, la maduración del roble Mizunara produce fragancias orientales, incienso y otras notas que rara vez se encuentran en el whisky. Basado en las revisiones y la complejidad de 1984, esta receta es un gran “plan” a seguir para el nuevo Yamazaki 25. Ofrece deliciosas notas de incienso, especias y cítricas de caquis y naranjas, al paladar ofrece las conocidas sensaciones del sándalo de la Mizunara con sabores permanentes de naranja, caqui y algunas notas japonesas de Yuzu. Al final no deja de sobresalir su toque a especias, jengibre, algo de dulzura y un toque de humo.

Esta nueva versión también viene con una nueva caja y etiqueta, que están hechas a mano con papel de morera Echizen producido mediante un lento proceso de secado sobre tablas de madera (un método tradicional japonés). Contiene 43% de alcohol, viene en una presentación de 750 ml y tiene un precio minorista sugerido de solo US$ 2,000.

Sobre House of Suntory:

Fundada en 1899, Shinjiro Torii construyó House of Suntory con una visión singular: elaborar licores esencialmente japoneses que se adaptaran al delicado paladar de su pueblo. En el contexto de la era japonesa Meiji, un período de rápida modernización durante el cual Japón abrió sus ojos a Occidente en busca de inspiración, el joven Shinjiro se convirtió en un emprendedor, creador y hacedor. La sofisticación de los vinos y licores occidentales, su riqueza y profundidad cultural, rituales y los procesos de elaboración fueron inspiración para él.

Se propuso introducir esa cultura al pueblo japonés a través de la venta de vinos occidentales. Sin embargo, mientras Shinjiro trabajaba incansablemente para educar y desarrollar el aprecio de la gente por los vinos occidentales, aprendió que este era un desafío difícil. Shinjiro enfrentó este desafío creando algo único. En lugar de confiar en vinos ya existentes, aprendió a mezclar vinos para desarrollar un perfil de sabor adaptado al sutil paladar japonés.

Quería no solo mezclar licores importados, sino desarrollar licores esencialmente japoneses para su gente. Dentro de ello Shinjiro soñaba con elaborar un auténtico whisky japonés, que se convertiría en un punto de inflexión para la Casa Suntory. Para hacer realidad ese sueño, inició la construcción de la primera destilería de whisky de malta de Japón en Yamazaki, en las afueras de Kioto, en 1923.

Inspirado por las riquezas de la naturaleza japonesa, eligió la región por su reputada agua blanda, su clima único y sus distintas estaciones, todo lo cual contribuiría al carácter distintivo japonés de los whiskies Suntory. Luego, en 1937 Shinjiro lanzó Suntory Whisky, el primer whisky japonés auténtico e indiscutiblemente más exitoso. Shinjiro había creado un whisky que se adaptaba al paladar japonés y se convirtió en una firma del Art of Blending de Suntony. 

Te puede interesar: