Biden descarta asistir a fiesta de 500 invitados de Obama por la que desata críticas ante aumento de casos de coronavirus

El presidente no acudirá a la mega celebración del exmandatario demócrata en Martha’s Vineyard, en su mansión de $11.75 millones de dólares, donde se aplicarán "rígidos" protocolos a los invitados, pero ha desatado comentarios negativos ante el incremento de casos de COVID-19 en el país

El expresidente Obama celebrará su cumpleaños 60 en grande.
El expresidente Obama celebrará su cumpleaños 60 en grande.
Foto: Zach Gibson / Getty Images

El presidente Joe Biden no asistirá a la fiesta de cumpleaños 60 del expresidente Barack Obama en su millonaria vivienda Martha’s Vineyard, según un reporte de The Hill con base en información de un funcionario de la Casa Blanca.

“Si bien el presidente Biden no puede asistir este fin de semana, espera ponerse al día con el expresidente Obama pronto y darle la bienvenida en el club de más de 60”, dijo el funcionario.

Ese mismo medio fue el primero en reportar la mega fiesta que organizan los Obama en su vivienda de $11.75 millones, pero Axios informó que casi 500 invitados confirmaron su asistencia a la celebración, a pesar del incremento de casos de coronavirus con la variante Delta en el país.

El nuevo reporte agrega que los Obama tendrán estrictos protocolos para los asistentes, a quienes pedirán que estén vacunados y resulten negativos a prueba de COVID-19.

Las medidas de seguridad también contemplan que la celebración sea al aire libre.

“Se les pide a todos los invitados que se vacunen y se les ha dicho que habrá un coordinador de COVID para garantizar que se sigan todos los protocolos adecuados”, afirma Axios.

Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud, dijo a CNN que las fiestas masivas pueden salirse de control. Su opinión no ocurrió específicamente sobre la celebración de los Obama, pero muestra las guías que deben seguirse ante la pandemia.

“Si estás hablando de una fiesta pequeña, como la que podría tener en mi casa para seis u ocho personas que están completamente vacunadas, no creo que, en este momento, debamos ponernos mascarillas para andar de lado a otro”, consideró Collins. “Pero si hubiera 100 personas… por supuesto, ¿cómo va a estar realmente seguro del estado de vacunación de las personas?”.

No hay mucha claridad sobre los protocolos de la fiesta, incluso si se pedirá a los invitados utilizar mascarilla, sobre todo porque adicional a los invitados, hay al menos 200 personas que trabajarán para el evento, entre choferes, meseros, cocineros y otro personal de servicio.

Eso sí, a los invitados que quieran regalar algo al expresidente Obama se les pide donar a los programas sobre niños y liderazgo juvenil.

Las críticas en redes sociales aumentan conforme se acerca la fecha de la celebración este fin de semana, como el comentario de una usuaria que se volvió viral, donde señala que mucha gente “no pudo decir adiós a sus seres queridos” durante la pandemia, pero Obama “puede tener una fiesta con 700 personas (sic)”.

“Mitin de Trump – evento súper esparcidor… Fiesta privada de cumpleaños de Obama con 500 invitados – totalmente normal”, escribió la columnista conservadora Beth Baumann.