5 cambios de USCIS que deben saber inmigrantes que solicitan la ‘green card’ y otras visas

La oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración ha implementado ajustes que benefician a solicitantes, desde la oportunidad de llenar "espacios en blanco" hasta facilidades para obtener una Autorización de Empleo y un Número de Seguro Social

Es importante revisar la página web de USCIS ante distintos cambios que se realizan.
Es importante revisar la página web de USCIS ante distintos cambios que se realizan.
Foto: USCIS.GOV / Cortesía

El 2 de febrero del 2021, el presidente Joe Biden firmó una Orden Ejecutiva para “restaurar la fe” en el sistema migratorio legal de Estados Unidos, luego de más de 400 modificaciones hechas por el expresidente Donald Trump que complicaron los procesos para “green card” y naturalización.

Según un rastreo del Instituto de Política Migratoria (MPI), una organización que da seguimiento puntual a modificaciones migratorias, destacó que el mandatario demócrata había estado “bastante activo” los primeros meses de gobierno implementando más de 140 cambios, varios de los cuales son de la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), siguiendo la orden mencionada.

“El gobierno de Biden ha sido extremadamente activo en la esfera de inmigración y ha hecho, por decreto, más de 140 cambios en las políticas migratorias“, dijo Jessica Bolter, del MPI.

Los cambios impactan a todos tipos de visas, tanto laborales (H-1B, H-2B, H-2A), como de protección humanitaria para víctimas de delitos (U, T, WAVA), hasta la solicitud de Residencia Permanente y el proceso de naturalización.

Uno de los primeros ajustes, aplicado desde abril, es que los oficiales migratorios ya no rechazan una petición porque haya “espacio en blanco” en el formulario. Simplemente se pedirá al solicitante que complete la información.

1. Procesamiento de urgencia

El servicio premium, que tiene un costo, permite a USCIS evaluar una solicitud en forma expedita para ciertas visas, como las laborales. Adicional a ello, a partir de junio, los oficiales tienen el poder discrecional de aceptar un casos “de urgencia justificada” para la aprobación acelerada de un beneficio.

“Los solicitantes de beneficios y los oficiales de USCIS reciben más orientación sobre cuándo se puede justificar el procesamiento expedito”, indica la agencia sobre peticiones que realizan organizaciones sin fines de lucro o grupos culturales y sociales que requieren una pronta respuesta.

Este procesamiento es “especial”, no es el premium, además de que la decisión también dependerá de la información de un extranjero que tenga la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

“El procesamiento acelerado es un servicio para situaciones especiales que USCIS considera para los solicitantes… que necesitan urgentemente que se adjudique su solicitud”, apunta la agencia.

2. Negación y deportación

Durante la Administración Trump, activistas y abogados reportaron un incremento considerable de RFE (más pruebas) y NOID (negación), que alargó los procesos de sus clientes, además de que hubo decenas de casos donde se negaron los beneficios sin pedir pruebas, lo que era considerado el inicio del proceso de deportación.

Ahora USCIS retoma a los principios adjudicativos de un memorando de junio de 2013, el cual instruye a los oficiales de la agencia a emitir un RFE o NOID, a fin de que la evidencia adicional pudiera demostrar la elegibilidad para un beneficio de inmigración.

“Como parte de la política actualizada de RFE y NOID, USCIS está anulando un memorando de julio de 2018 que permitía a los oficiales de la agencia denegar ciertas solicitudes de beneficios de inmigración en lugar de emitir primero un RFE o NOID”, se indicó.

Este ajuste de la Administración Biden permitirá a los solicitantes corregir errores considerados “inocentes” y “omisiones no intencionales”.

3. Permiso de trabajo

La agencia migratoria amplió la expiración de la Autorización de Empleo (EAD) a dos años, lo cual aplica para los permisos iniciales y las renovaciones.

“Se espera que el aumento del período de validez de los EAD para ciertos solicitantes de ajuste reduzca la cantidad de peticiones de autorización de empleo que recibe USCIS y permita que la agencia transfiera recursos limitados a otras áreas prioritarias”, indicó USCIS.

La oficina migratoria reconoce que hay un retraso constante en el procesamiento de solicitudes, ya que por ejemplo durante el año fiscal 2020 se recibieron 370,000 de esas peticiones, una cifra que cambia cada año.

4. Número de Seguro Social

USCIS también permite a los inmigrantes que soliciten una ‘green card’ aplicar al mismo tiempo por un número de Seguro Social (SSN).

“Los solicitantes de estatus de Residecia Permanente Legal ahora pueden solicitar un número de Seguro Social (SSN) o una tarjeta de reemplazo como parte del proceso de solicitud de ajuste de estatus”, indicó la agencia.

Esto quedará asentado en el Formulario I-485 o Solicitud de Registro de Residencia Permanente o Ajuste de Estatus donde se incluirán preguntas adicionales que permitan tramitar el SSN al mismo tiempo.

“Ampliar nuestra colaboración con la Administración del Seguro Social muestra nuestro compromiso de operar el sistema de inmigración legal de nuestra nación de manera más eficiente, para ahorrar tiempo a los solicitantes”, dijo la nueva directora de USCIS, Ur M. Jaddou.

5. Solicitud de más pruebas

Este ajuste es por periodo limitado, debido a la pandemia de coronavirus. La oficina migratoria amplió la flexibilidad de tiempo a inmigrantes para que respondan solicitud de información o documentos para sus casos, como Residencia Permanente o naturalización.

El 30 de marzo del 2020, USCIS había implementado este periodo de respuesta, pero ahora lo extiende a casos del 2021 y los peticionarios tendrán 60 días calendario, a partir de le emisión de una solicitud de oficiales migratorios, para responder esa petición extra de información o ajustes.

Esto aplica a los casos que recibieron o reciban notificaciones entre el 1 de marzo de 2020 al 30 de septiembre del 2021.

Recuerde que es mejor consultar con un abogado para realizar cualquier trámite, a fin de no cometer errores u omitir información importante.