Biden avanza con 140 cambios que benefician a inmigrantes incluidas peticiones de asilo

El presidente demócrata "deshace" en forma acelerada las más de 400 modificaciones del exmandatario republicano que complicaron los procesos de protección y de migración legal

El expresidente Donald Trump y el presidente Joe Biden.
El expresidente Donald Trump y el presidente Joe Biden.
Foto: BRENDAN SMIALOWSKI,JIM WATSON / AFP / Getty Images

El gobierno del presidente Joe Biden ha implementado 140 cambios en políticas migratorias y prepara más en materia de asilo, a fin de atender en forma expedita las peticiones.

El gobierno de Biden ha sido extremadamente activo en la esfera de inmigración y ha hecho, por decreto, más de 140 cambios en las políticas migratorias“, dijo Jessica Bolter, del Instituto de Política Migratoria (MPI).

Esto ha ayudado a revertir más de 400 cambios hechos por el gobierno del presidente Donald Trump, según un propio análisis de esa organización, aunque otros reportes señalan que las modificaciones del republicano pudieron ser más de 900.

El pasado martes, la Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca publicó un anuncio sobre que pronto solicitará comentarios del público sobre las nuevas reglas que propondrá el gobierno, lo cual es señal de un proceso más estable, dijo a Bolter.

“El hecho de que el gobierno de Biden planifica actuar mediante el proceso de notificación y el período de comentarios para esta regla que propondrá (de asilo) muestra que trata de seguir todo el proceso al pie de la letra”, explicó. “Esto es importante porque significa que es probable que para sus oponentes sea más difícil anularla”.

La experta señaló que a pesar de que el expresidente Trump hizo cientos de cambios, éstos fueron “interinos”, por lo cual son más vulnerables a querellas en los tribunales y pueden ser anulados por el actual Gobierno.

Quienes abogan por los inmigrantes se mostraron “complacidos” porque el gobierno emitirá estas reglas y así podrán presentar sus comentarios, indicó Victoria Neilson, de la Red Católica de Inmigración Legal (CLINIC).

“Es claro que se avecina una nueva política, pero es difícil saber qué estipulará exactamente”, añadió. “Los cambios posibles que el Gobierno considera incluyen la forma en que se adjudican los pedidos de asilo”.

Actualmente, los casos de los extranjeros que cruzan ilegalmente la frontera y piden asilo pasan a la consideración de jueces de inmigración, lo cual significa que se suman a más de 1.3 millones de casos atrasados y pueden pasar años antes de que haya una decisión.

Neilson explicó que una posibilidad en las nuevas reglas es que se autorice a funcionarios de asilo la adjudicación inicial de los pedidos de asilo y de otras formas de protección humanitaria para evitar esa demora.

Con información de Efe