Padre de niña que murió golpeada por su hermano culpa a servicios sociales de Nueva York por no atender dos años de alarmas

La policía había sido llamada a esa casa seis veces en dos años por sospechas de abuso y la madre bipolar apenas había recuperado la custodia de la niña en junio, en lo que sería un nuevo caso de grave negligencia

Tragedia en edificio NYCHA, en El Bronx.
Tragedia en edificio NYCHA, en El Bronx.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Julius Batties está tratando de procesar la muerte de su hija, con la que no vivía, quien aparentemente fue víctima de golpes reiterados causados en casa por su medio hermano adolescente, ante la complicidad de su propia madre.

La tragedia, que sumó varios años de denuncias a NYPD, terminó el martes cuando la pequeña Julissia Batties de 7 años fue hallada con lesiones en la cabeza y el cuerpo dentro de un apartamento NYCHA de El Bronx. Fue trasladada de urgencia al Hospital Lincoln, pero no pudo ser salvada.

El caso fue declarado homicidio, pero hasta anoche no se habían realizado arrestos y la investigación seguía en curso.

La policía había sido llamada a esa casa seis veces en dos años por sospechas de abuso y la madre, Navasia Jones, apenas había recuperado la custodia de la niña en junio, en lo que sería un nuevo caso de grave negligencia de la Administración de Servicios para Niños (ACS). Esa es la opinión que comparten vecinos, y el padre y la abuela paterna de la víctima.

“Me fallaron”, dijo el padre de 37 años llorando ayer al New York Post. “La ACS le falló a mi hija”. Vecinos en el complejo Mitchel Houses, en Alexander Avenue, que informaron haber visto a la niña con lesiones, incluido un ojo morado, instalaron un altar en su memoria en el interior del edificio.

Batties visitó el santuario y allí recordó cómo él y su propia madre, Yolanda Davis, lucharon por la custodia de la niña. “¡Ella estaría viva ahora mismo si todavía estuviera con mi mamá!”, afirmó sollozando.

Davis tuvo la custodia de la menor hasta junio, cuando la regresaron a casa de su madre. Desde allí, el martes Jones llamó a 911 y primero informó a NYPD que su hija se había caído y golpeado la cabeza contra un escritorio alrededor de las 5 a.m. Pero su hijo adolescente de 17 años admitió más tarde que él había golpeado a su hermana ocho veces en la cara cuando su madre salió esa mañana temprano.

La madre de 35 años, que sufre de trastorno bipolar, tiene ocho arrestos anteriores, incluidos dos por amenaza, dijeron las fuentes. En esa casa vivía con sus tres hijos: el adolescente, un bebé de 3 años y la niña fallecida.

El miércoles, un portavoz de ACS ratificó que “Nuestra principal prioridad es proteger la seguridad y el bienestar de todos los niños en la ciudad de Nueva York. Estamos investigando este caso con la policía”.

En un caso similar, Rysheim Smith fue sentenciado en mayo a un mínimo de 25 años de prisión por el sonado caso de Zymere Perkins, su hijastro de 6 años que fue torturado física y mentalmente, y dejado de alimentar, entre otros castigos, hasta morir en 2016, en un apartamento “de horror” en Harlem (NYC).

Fue otro de los casos de abuso infantil de alto perfil que la ciudad ha visto en los últimos años y que expuso grave negligencia en la ACS. Incluso la madre del niño, Geraldine Perkins, se declaró culpable de homicidio involuntario y, a cambio de su escalofriante testimonio, logró una pena menor.

Si usted es víctima o sospecha que alguien algún está siendo maltratado, sobre todo si es un menor de edad o anciano: