Nueva York salvaje: video captó ataque sangriento a hispano con un hacha en cajero ATM del Chase Bank en el Bajo Manhattan

Cuando intentaba sacar dinero de un cajero automático del Chase Bank en el Distrito Financiero, un cliente hispano terminó sangrando, cortado por un aparente enfermo mental que portaba un hacha y que luego rompió los ATMs

Indigentes compartiendo la entrada de un banco en Union Sq, NYC.
Indigentes compartiendo la entrada de un banco en Union Sq, NYC.
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Un escalofriante ataque se escenificó cuando un cliente hispano intentaba sacar dinero de un cajero automático (ATM) del Chase Bank en el Bajo Manhattan y terminó sangrando, cortado por un aparente enfermo mental que portaba un hacha.

Se sugiere prudencia al ver las imágenes obtenidas por New York Post, que muestran a la víctima atacada en el vestíbulo de Chase Bank en Broadway cerca de Beaver Street en el Distrito Financiero, a plena luz del día, poco antes de las 5:30 p.m. del domingo.

La víctima aturdida trata de defenderse, mientras comienza a sangrar, cayendo al suelo varias veces e intenta inútilmente agarrar el arma de su agresor enloquecido, muestra el video.

En un momento el atacante no identificado dejó de golpear a la víctima, y se ve una lluvia de fragmentos pues comenzó a romper las pantallas de las máquinas expendedoras de efectivo antes de alejarse, abandonando el hacha y su mochila atrás, según la policía.

El herido fue trasladado al Hospital Bellevue en condición estable, donde permanecía ayer en la unidad de cuidados intensivos. En una breve entrevista, con la cabeza envuelta en un gran vendaje, recordó parte del ataque vicioso. “Un hombre estaba allí con un hacha y [golpeó] mi cabeza… y mi pierna”, dijo en español la víctima no identificada.

Anoche, poco antes de las 10 p.m., la policía detuvo en el vecindario Chelsea a un sospechoso que se ajustaba a la descripción del atacante del hacha. El hombre de 37 años estaba rompiendo las ventanillas de un auto cerca de la calle 19 y la 7ma avenida, cuando lo vieron unos oficiales desde la patrulla. Fue llevado al Hospital Bellevue para una evaluación mental y hasta anoche no había sido acusado, dijeron las fuentes policiales.

La presencia de indigentes se ha hecho muy común en el Metro y los cajeros automáticos, donde buscan refugio sobre todo durante la noche, escenificando la crisis de salud mental que vive la ciudad.