Diabetes: sustitutos de azúcar bajos en calorías recomendados para diabéticos

El consumo de alimentos y bebidas dulces es un reto especial para los diabéticos, ya que suelen ser causa directa de picos de glucosa en sangre. Sin embargo, para los días de antojos dulces existen algunas buenas opciones de endulcorantes comerciales sin calorías considerados como seguros para diabéticos

El consumo de azúcar nunca será recomendado para la salud y menos para un buen control de la diabetes, sin embargo existen algunas buenas opciones de endulcorantes para ocasiones especiales.
El consumo de azúcar nunca será recomendado para la salud y menos para un buen control de la diabetes, sin embargo existen algunas buenas opciones de endulcorantes para ocasiones especiales.
Foto: Shutterstock

Siempre será mejor evitar el azúcar en todas su versiones. Finalmente a estas alturas todos sabemos sobre los devastadores efectos que se asocian con los alimentos y bebidas azucaradas. Sin embargo, las cosas no tienen porqué ser tan extremas y es un hecho que como parte de un estilo de vida saludable todos disfrutamos de algún antojo dulce ocasional y esto no tiene porqué ser la excepción en personas con diabetes. Existen algunos endulcorantes bajos en calorías, también conocidos como sustitutos del azúcar que permiten a las personas con diabetes disfrutar ocasionalmente de la dulzura de la vida sin afectar sus niveles de azúcar en sangre.

Hoy en día la oferta comercial de endulcorantes es extensa, de tal modo que tenemos a nuestro alcance una amplia gama de opciones; por obvias razones cada uno tiene sus diferentes pros y contras. Si bien la dieta es un aspecto importante para las personas con diabetes, de manera muy particular es especialmente importante tener cuidado con los alimentos ricos en azúcar. El objetivo principal siempre será evitar picos de azúcar en sangre. Además, controlar la glucosa es de vital importancia para evitar las complicaciones más graves de la diabetes, como el daño a los nervios, la hipertensión, la obesidad y las enfermedades cardiovasculares.

De tal modo que a través de la correcta elección de edulcorantes alternativos es una buena alternativa para mantener la dulzura en la comida y la bebida, sin tantos riesgos. Sin embargo, no todos los edulcorantes alternativos son buenas opciones para las personas con diabetes. El jarabe de agave, por ejemplo, proporciona más calorías que el azúcar de mesa, descubre cuáles son las mejores opciones de endulcorantes para diabéticos y sobre todo recomendadas por especialistas.

1. Stevia

La stevia es una de las alternativas más  populares al azúcar. Una de sus grandes cualidades es que se trata de un endulcorante natural que proviene de la planta Stevia rebaudiana, por lo tanto para elaborar este producto los fabricantes extraen compuestos químicos llamados glucósidos de esteviol de las hojas de la planta. Lo que sucede es que después de este proceso, se convierte en un producto altamente procesado, el resultado final es un endulzante aproximadamente 300 veces más dulce que la sacarosa o el azúcar de mesa. La stevia tiene varios pros y contras que las personas con diabetes deberán sopesar, entre sus cualidades se encuentra que es un endulcorante que no contiene calorías y por lo tanto no eleva los niveles de azúcar en sangre. Sin embargo, a menudo es más caro que otros sustitutos del azúcar en el mercado. En cuestiones de sabor, es probable que la stevia tenga un ligero regusto amargo que muchas personas encuentren desagradable y es una de las principales razones por las que algunos fabricantes agregan otros azúcares e ingredientes para equilibrar el sabor. Un buen dato, es que la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) clasifica los edulcorantes elaborados a partir de glucósidos de esteviol de alta pureza como “generalmente reconocidos como seguros”.

Pastel con stevia
Pastel con stevia./Foto: Pixabay

2. Tagatosa

La tagatosa es una forma de fructosa que es aproximadamente un 90% más dulce que la sacarosa. Probablemente no resulte tan conocida para muchos y es que es poco común, aunque se encuentra de modo natural en algunas frutas como manzanas, naranjas y piñas. Los fabricantes de alimentos industriales, suelen utilizar tagatosa como endulcorante en la elaboración de numerosos alimentos y también suele funcionar como texturizante y estabilizador de bajas calorías. Entre los aspectos más positivos de la tagatosa, se encuentra su clasificación como GRAS por parte de la FDA e inclusive gracias a ello, el interés de los científicos ha sido cada vez mayor. De hecho, actualmente se investiga su potencial para ayudar a controlar la diabetes tipo 2. Dentro de sus grandes bondades avaladas por la ciencia, algunos estudios indican que la tagatosa tiene un índice glucémico bajo y han comprobado que puede ser un buen elemento de apoyo en el tratamiento de la obesidad. Es bien sabido que el índice glucémico es un sistema de clasificación que mide la velocidad a la que un tipo de alimento aumenta los niveles de azúcar en sangre de una persona. Es por ello que se ha comprobado que la tagatosa puede ser particularmente beneficiosa para las personas con diabetes que siguen una dieta de IG bajo. Dentro de sus puntos bajos se sabe que es una de las opciones más difíciles de encontrar y además suele ser de las alternativas más caras. Normalmente se adquiere en línea.

edulcorante
Tagatosa. /Foto: Cortesía

3. Sucralosa

Uno de los endulcorantes más populares y consumidos en el mundo es la sucralosa. Su versión comercial más conocida es la marca Splenda y es un endulcorante artificial aproximadamente 600 veces más dulce que el azúcar de mesa, pero contiene muy pocas calorías. Así que por obvias razones la sucralosa es uno de los edulcorantes artificiales más populares y está ampliamente disponible, es por ello uno de los más utilizados por los fabricantes de alimentos. Suelen agregarlo en una amplia gama de productos, desde chicles, dulces, postres, yogures y productos horneados. Una de sus grandes cualidades es que es completamente apto para hornear al ser un endulcorante  termoestable, mientras que muchos otros edulcorantes artificiales pierden su sabor a altas temperaturas. Es por ello que también es una de las opciones más populares para endulzar bebidas calientes. Sin embargo, se cuenta con algunos estudios recientes en los que se han planteado algunos problemas de salud relacionados con su consumo a largo plazo.

Endulcorante
Endulcorante./Foto: Pixabay

4. Aspartamo

Desde la década de 1980, el aspartamo es un edulcorante artificial muy común que ha estado disponible en los Estados Unidos. Es alrededor de 200 veces más dulce que el azúcar, y los fabricantes lo agregan a una amplia variedad de productos alimenticios, siendo los más comunes los refrescos dietéticos. A diferencia de la sucralosa, el aspartamo no es un buen sustituto del azúcar para hornear y la razón principal es que se degrada a altas temperaturas, por lo que la gente generalmente solo lo usa como edulcorante de mesa. El aspartamo tampoco es seguro para las personas con un trastorno genético poco común conocido como fenilcetonuria.

Coca-Cola elimina a Tab, su primer refresco sin azúcar
Refresco light./Foto: Getty Images

Te puede interesar: