Inmigrantes podrían perder ciudadanía con base en información “desconocida” que sistema ATLAS proporciona a autoridades

El Departamento de Seguridad Nacional opera un software desde sistemas de Amazon, el cual rastrea el historial de los inmigrantes y los cataloga en listados, como por fraude, delitos o mentir en sus procesos; en un año se integraron 120,000 casos para procesar la revocación de la naturalización

Abogados consideran que el sistema ATLAS es una amenaza para ciudadanos naturalizados.
Abogados consideran que el sistema ATLAS es una amenaza para ciudadanos naturalizados.
Foto: USCIS / Cortesía

El software ATLAS, utilizado por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para escanear los registros de millones de inmigrantes puede marcar automáticamente a los estadounidenses naturalizados, para que se les revoque la ciudadanía, según criterios secretos.

Así lo revela una investigación de The Intercept con base en documentos que obtuvo, donde se explica que el sistema toma la información de los archivos de casos de inmigrantes y los compara con varias bases de datos federales.

“ATLAS busca indicadores de que alguien es peligroso o deshonesto y aparentemente está diseñado para detectar fraudes entre las personas que entran en contacto con el sistema de inmigración de los EE.UU.”, indica el reporte.

Sin embargo, activistas y abogados consideran que el verdadero propósito del programa es “crear un pretexto para despojar a las personas de la ciudadanía”, debido a que no hay criterios claros, lo cual pondría a las personas en proceso de deportación.

Los documentos fueron obtenidos por la Open Society Justice Initiative y Muslim Advocates a través de las demandas de la Ley de Libertad de Información.

“ATLAS ayuda al DHS a investigar las relaciones personales y los antecedentes de los inmigrantes, examinando información biométrica como huellas dactilares y, en determinadas circunstancias, considerando la raza, etnia y origen“, se apunta.

Se indica que hay varias “fuentes desconocidas” que alimentan la base de datos y los reportes, pero se pudo confirmar la revisión de información del FBI y el Centro Nacional de Información sobre Delitos.

El sistema opera por servidores de Amazon que permitió, en 2019, realizar 16.5 millones de revisiones, marcando “más de 120,000 casos de posibles fraudes o amenazas a la seguridad nacional y la seguridad pública.”

Aunque el sistema proporciona los archivos de los inmigrantes a quitarles la ciudadanía, son los oficiales del DHS quienes analizan y toman una decisión final.

“Por lo que podemos analizar en términos de los resultados finales… hay muchas razones para considerar a ATLAS como una amenaza para los ciudadanos naturalizados”, dijo Laura Bingham, abogada de Open Society Justice Initiative.

El DHS se niega a revelar al público cómo funciona exactamente ATLAS o al menos las reglas que aplica y pone en peligro a un inmigrante.