Inmigrante perdería la ciudadanía tras descubrirse su pasado criminal

El hombre de Georgia fue descubierto por un equipo especial que detecta a personas que cometieron abusos en sus países de origen; enfrenta 10 años de cárcel y la revocación de su naturalización

Inmigrante perdería la ciudadanía tras descubrirse su pasado criminal
Las personas que mienten sobre su pasado criminal pueden perder su protección migratoria.
Foto: John Moore/Getty Images

Un hombre de Georgia fue detenido y perderá la ciudadanía, luego de que autoridades descubrieran que mintió sobre su pasado criminal al obtener la protección migratoria.

El Departamento de Justicia reveló que Mezemr Abebe Belayneh, de 65 años, de Snellville, Georgia, se desempeñó como interrogador civil en una prisión improvisada en Dilla, Etiopía, durante un período a fines de la década de 1970, conocido como el Terror Rojo.

“En la prisión, Abebe ordenó y participó en el severo abuso físico e interrogatorio de los presos detenidos por sus creencias políticas”, indica el reporte. “La acusación formal alega que Abebe obtuvo ilegalmente la ciudadanía estadounidense, a la que no tenía derecho, al ocultar su participación en el Terror Rojo cuando afirmó falsamente que no había perseguido a nadie por sus opiniones políticas y que nunca había cometido un delito”.

Sus acciones son consideradas violaciones a los derechos humanos y razones suficientes para enfrentar la justicia.

Los violadores de derechos humanos no encontrarán hogar en los Estados Unidos”, dijo el fiscal general adjunto interino Nicholas L. McQuaid, de la División de lo Penal. “No importa cuánto tiempo haya pasado, el Departamento de Justicia encontrará y procesará a las personas que cometieron atrocidades en sus países de origen y las encubrieron para poder ingresar a los Estados Unidos”.

Abebe está acusado de dos cargos de obtención ilegal de naturalización y enfrenta una sentencia máxima por cada cargo de 10 años de prisión.

Además, si es declarado culpable, también resultaría en la revocación automática de la ciudadanía estadounidense.

“Las leyes de los Estados Unidos están diseñadas para brindar refugio a las víctimas de violaciones de derechos humanos y excluir a quienes las cometen”, dijo el fiscal federal interino Kurt R. Erskine para el Distrito Norte de Georgia.

Agentes de investigaciones especiales (HSI) de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) participaron en la investigación.

“Las mentiras y los horribles hechos pasados ​​de Abebe afortunadamente han vuelto para perseguirlo”, dijo la agente especial a cargo Katrina W. Berger, supervisora de investigaciones del HSI.

Al caso también se integró el Centro de Violadores de Derechos Humanos y Crímenes de Guerra (HRVWCC), el cual busca identificar, localizar y enjuiciar a los abusadores de los derechos humanos que intentan ocultarse en EE.UU.