Instalan zona especial para procesar a inmigrantes afganos en aeropuerto JFK de Nueva York

Funcionarios de Seguridad Nacional (DHS), Servicios de Emergencia de la ciudad de Nueva York (NYCEM), la Autoridad Portuaria (PANYNJ) y otras agencias estuvieron instalando escritorios, camas y alimentos

La policía de Port Authority custodia el terminal JFK.
La policía de Port Authority custodia el terminal JFK.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Para albergar a los refugiados afganos que lleguen a Nueva York se está terminando una instalación de procesamiento dentro de un edificio de carga en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy en Queens.

Funcionarios de Seguridad Nacional (DHS), Servicios de Emergencia de la ciudad de Nueva York (NYCEM), la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey (PANYNJ), y otras agencias fueron vistos esta semana preparando las instalaciones dentro del Edificio 87 del aeropuerto, reportó New York Post.

“Se vio al personal de emergencia erigiendo divisores de control de multitudes de metal y cercas de alambre de púas, así como sillas y mesas plegables”. También se observó al personal militar descargar muebles, incluidos escritorios y camas, paquetes de agua potable, varios refrigeradores y cajas de lo que parecían ser alimentos secos.

Al menos cuatro camiones de DHA y NYCEM estaban estacionados afuera. Pero no estuvo claro de inmediato cuándo comenzarían a funcionar esas instalaciones. Seguridad Nacional no respondió a las solicitudes de comentarios.

Un portavoz de la Autoridad Portuaria dijo que DHS estaba supervisando el proceso para recibir a los evacuados afganos en el país, y que cualquier preparación en el aeropuerto JFK era para “planificación de contingencia”. 

Hasta ahora la Casa Blanca no ha precisado cuántos afganos serán acogidos por Estados Unidos, pero cerca de 24,000 ya habían entrado al país desde que comenzó la evacuación en el aeropuerto capitalino de Kabul, informó el miércoles el Departamento de Estado.

La llegada pendiente de evacuados afganos a Nueva York es consecuencia de que los talibanes retomaran el poder en ese país, luego de que EE.UU. finalizara su retirada en la guerra post 9/11, entre frenéticas evacuaciones masivas durante las últimas dos semanas que costaron la vida de al menos 13 militares estadounidenses y más de 180 afganos.

La semana pasada, la nueva gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, dijo que el estado tenía 862 vacantes para su compromiso de reasentar a 1,320 refugiados en el año fiscal federal que termina el 30 de septiembre. De las 458 personas asistidas desde octubre de 2020 hasta el mes pasado, aproximadamente la mitad son de Afganistán. Además, agencias y redes de organizaciones sin fines de lucro contratadas por la gobernación de NY podrían manejar más de 5,000 refugiados si fuera necesario, agregó.

Los refugiados afganos están siendo alojados en cuatro bases militares de EE.UU: Trenton (Nueva Jersey), Fort McCoy (Wisconsin), Fort Bliss (Texas) y Fort Lee (Virginia), enumeró Bloomberg News.

A mediados de agosto, un grupo de legisladores estatales de Nueva York pidió al presidente Joe Biden que les diera la bienvenida a quienes huyen de Afganistán. “Nueva York siempre se ha comprometido a ser un estado inclusivo y acogedor para inmigrantes y refugiados”, se lee en la carta, firmada por 40 miembros de la legislatura estatal.

La misiva llegó después de que el congresista Jamaal Bowman (D-Westchester) pidiera al gobierno federal que aumentara la cantidad de refugiados de Afganistán que EE.UU. acepta. También la única congresista republicana por NYC en El Capitolio, Nicole Malliotakis, se ha comprometido a darle prioridad para traer a parientes de familias afganas que ya viven en su 11er Distrito, que cubre toda Staten Island y el sur de Brooklyn.

En paralelo, la organización “Women for Afghan Women”, fundada en Queens tras la guerra post 9/11, anunció que buscaba sacar a unos 500 miembros de su personal, mujeres y niños, con la ayuda del gobierno de EE.UU., naciones aliadas y operadores privados.