Balenciaga vende pantalones caídos por debajo de la cintura a $1,200 y la acusan de racismo contra afroamericanos

La empresa de moda, Balenciaga, está siendo acusada de apropiación cultural por el diseño de estos pantalones, además de que la acusan de ser tremendamente racista

Se cree que esta moda se originó en el sistema penitenciario de EE.UU., donde los cinturones no están permitidos.
Se cree que esta moda se originó en el sistema penitenciario de EE.UU., donde los cinturones no están permitidos.
Foto: Joe Raedle / Getty Images

La casa de moda, Balenciaga, está recibiendo críticas por vender pantalones caídos debajo de la cintura que tienen boxers falsos cosidos visibles en la parte superior. Estos pantalones se están vendiendo en $1,190 dólares.

 

Los pantalones son conocidos como ‘trompe l’oeil’, que es una expresión francesa para una ilusión óptica en el arte. Y es que estos pantalones están diseñados de manera que emulan el estilo que hay entre los jóvenes afroamericanos que usan los pantalones por debajo de la cintura. En el caso de los pantalones de Balenciaga, los boxers están cosidos a los pantalones, por lo que esa es la ilusión óptica.

Sin embargo, a causa de este diseño, la marca de alta costura que vende los pantalones, propiedad del gigante del lujo francés Kering, está siendo acusada de apropiación cultural, además de que la acusan de ser tremendamente racista, siendo así la última casa de moda en ser acusada de insensibilidad racial.

Este estilo tiene orígenes turbios, ya que algunos afirman que proviene del sistema penitenciario de EE.UU., donde los cinturones no están permitidos, mientras que otros dicen que se originó porque los niños no podían pagar un sastre. En general, se acepta que el estilo fue popularizado a principios de la década de 1990 por artistas de hip-hop.

Años después, al popularizarse el estilo, condados como Ocala, Florida, Wildwood, Nueva Jersey y Shreveport, Luisiana, prohibió llevar los pantalones tan abajo, lo que llevó a los oficiales a prácticas discriminatorias.

Por ejemplo, cuando Shreveport tenía la prohibición de pantalones caídos, un hombre llamado Anthony Childs, afroamericano de 31 años, huyó de un oficial de policía que estaba tratando de detenerlo por llevar los pantalones demasiado bajos. El oficial disparó varias rondas contra Childs, quien murió durante el enfrentamiento. Más tarde, la muerte se calificó como suicidio.

Este no es el primer error de la empresa Balenciaga.

Como parte de su colección más reciente, Balenciaga también lanzó una nueva bolsa, con un precio de $2,090 dólars que ha sido señalada por parecerse a una bolsa muy común en muchos hogares de inmigrantes africanos del Reino Unido.

Hasta el momento, Balenciaga no ha dado ninguna declaración sobre la polémica de sus pantalones debajo de la cintura.

–También te puede interesar: Presidente Biden dará pagos de alivio de $600 a trabajadores agrícolas y empacadores de carne