¿Ya se le subió a Meghan Markle?, contrata a un equipo de estilistas propio de una estrella para su portada de TIME

Después de que los duques de Sussex le brindaron una entrevista exclusiva a Oprah Winfrey son muchos los que han dejado de creer en ellos. Algunos le creen más a los duques de Cambridge

Meghan Markle junto a su príncipe Harry.
Meghan Markle junto a su príncipe Harry.
Foto: Noble - Pool / Getty Images

Los duques de Sussex ocupan la portada de la revista TIME en el número dedicado a las personas más influyentes de 2021. Como suele suceder con todo lo que les rodea, este nuevo reconocimiento está dando mucho que hablar: desde los motivos por los que merecerían o no recibirlo al posado que han protagonizado para la publicación, pasando por la posición que eligió ocupar cada uno de ellos frente a la cámara del fotógrafo Pari Dukovic y el radiante aspecto que lucen en dicha imagen.

Obviamente, nada se ha dejado al azar y la antigua actriz, Meghan Markle, quiso contratar a un equipo de primera para la ocasión, según afirma el tabloide Daily Mail. La estilista Nina Hallworth, famosa por su trabajo con estrellas como Jennifer Aniston, fue la encargada de ayudarle a elegir el pantalón de traje en color blanco con una camisa a juego que luce en la portada.

Su hermana Clare se ocupó de vestir a Harry, cuyo atuendo oscuro y más informal contrasta con el de su esposa, que posa de pie delante suyo mientras él aparece sentado y con una mano colocada sobre su hombro. Como detalle personal, el nieto de Isabel II se puso varios brazaletes de cuentas como los que luce a menudo en su día a día, mientras que Meghan optó por su alianza, su anillo de compromiso y una pulsera de Cartier.

La duquesa también ha recurrido de nuevo a Serge Normant, el peluquero que se encargó de crear el recogido informal que lució el día de su boda. El moño bajo con varios mechones enmarcándole el rostro se convirtió en su sello de identidad como royal, pero en esta ocasión ha optado por una melena peinada en ondas y con mucho más volumen del habitual para transmitir una sensación de poder.